Posts in Category ‘reencarnación’

Almas gemelas y espíritus afines


Almas gemelas y espíritus afines

images (83)

 DIFERENCIA ENTRE ALMAS GEMELAS Y ESPÍRITUS AFINES

De entre todas nuestras conexiones, por Ley de Afinidad, existen unas más definidas que otras. En este sentido, el entramado más afín será aquel que tenga más similitud energética y sobre todo el que reúna cualidades parecidas y en ocasiones incluso idénticas; son los llamados espíritus afines.

Los espíritus afines siempre son una bendición; nos los encontramos en cada existencia como personas muy cercanas a nosotros y cuyo vínculo nos llega directamente al corazón. Podemos reconocerlos con facilidad porque nuestro corazón salta de alegría con su sola presencia.

Un espíritu afín puede estar encarnado en alguien de tu familia, y la relación con él o ella es especialmente alegre, de facilidad y felicidad, de apoyo e incondicional.

Cuando se pierde un espíritu afín se siente un gran vacío, como si el dolor mismo por su ausencia te viniera directamente del alma. Y en realidad es así. Cuando nos encontramos con un espíritu afín encarnado en el ámbito de las amistades, se produce un reconocimiento instantáneo y se da una afinidad en ambas direcciones que hace que de repente, casi instantáneamente, se salten las barreras de tiempo y espacio y te parece “que conoces a esa persona de toda la vida”, y así es, aunque no es de toda la vida sino de todas las vidas. La confianza es instantánea y también se siente mucho regocijo, alegría y felicidad.

Cuando un espiritual afín llega a tu vida como una pareja sentimental, la convivencia es maravillosa, la felicidad y comprensión son la base de la relación y ambos se apoyan continuamente. Si unen sus vidas, se puede asegurar que su relación será muy duradera, y si alguna vez deciden separar sus caminos siempre quedará un vínculo irrompible y de la más pura gratitud y reconocimiento.

Esto es así porque las almas de los espíritus afines están muy cerca la una de la otra y el vínculo es muy estrecho y antiguo: llevan vidas y vidas encontrándose para apoyarse mutuamente.

Sin embargo, el alma gemela es mucho más que un espíritu afín: es el más afín de los espíritus. Es tu otra mitad.

Es aquella parte de tu mismo ser antes de que tu ser decidiera venir a experimentar , aprender o estar en misión a un mundo, en cuya realidad existe en acción una ley: la Ley de Opuestos, la dualidad, la polaridad entre sexos diferentes.

 

Solicita información sobre el estudio de Vidas Pasadas sin Regresión© que realizo hace tantos años y sobre el cual podrás ver ejemplos en varias de mis páginas.

Puedes adquirir el libro Vidas Pasadas-Tiempo Presente en las principales librerías virtuales del mundo e inclusive descargarte de las mismas una demo antes de decidir tu compra para leer y ver si el libro es de tu interés. Tienes diferentes opciones de formatos, tanto impreso como formato digital (para Kindle) y por lo tanto, opciones de precios también.

Vidas Pasadas en Amazon

Vidas Pasadas en Lulu

 


http://www.marianelagarcet.info


http://www.octogonmistic.com.es


http://marianelagarcet.com

 

¿Te interesaría saber quién has sido en
Vidas Anteriores?¿crees en la Reencarnación?

entérate de una manera no invasiva,
realizando un estudio de vidas pasadas sin regresión:


 


 

¿Te gustaría saber más sobre tu potencial?¿ Tienes certeza
sobre tu profesión, tus capacidades, o cómo hacer para destacarte?

Puedes averigüarlo realizándote un estudio numerológico:






Pagina nueva 1

Aprovecha la oportunidad de comprar un libro sobre Vidas Pasadas que te
ayudará a esclarecer tus dudas sobre el tema de la reencarnación, las almas
gemelas, las experiencias de vida después de la muerte y mucho más.


Promoción especial en LULÚ

 

 

 




Post Footer automatically generated by wp-posturl plugin for wordpress.

¿QUÉ PASA DESPUÉS DE LA MUERTE?


¿QUÉ PASA DESPUÉS DE LA MUERTE?


alma saliendo

¿Qué está pasando aquí realmente en esta vida, y que sucederá cuando se acabe? ¿Nos reuniremos con los seres queridos que se fueron antes?

¿Estará Dios ahí para recibirnos?

¿Será el Día del Juicio Final?

¿Se nos permitirá entrar al cielo? ¿Sabremos qué es lo que pasa después de morir?

¿PASARÁ ALGO?

Una inspiradora obra maestra de consuelo y compasión que explora las preguntas últimas de la existencia y la trascendencia.

Nada ha despertado más el interés de la humanidad -ni nada ha sido más amedrentador ni sobrecogedor- que la experiencia que se conoce como muerte.
En En Casa con Dios, la entrega fnal de su exitosa serie Conversaciones con Dios, Neale Donald Walsch hace las preguntas que todo el mundo ha anhelado preguntar y recibe las respuestas que los lectores siempre han estado esperando.

A través de su profundo y personal diálogo con Dios, Walsch explora el proceso por el que todos los seres humanos deben acabar sus días aquí en la Tierra y empezar su nueva vida en el Reino de Dios, al que todos eventualmente regresan, independientemente de sus acciones terrenales. Este asombroso trabajo espiritual ofrece esperanza, consuelo, y asombrosas revelaciones para toda la humanidad.

Neale Donald Walsch dedica su tiempo a compartir el mensaje de sus libros a través de la escritura, conferencias, y facilitando retiros de renovación espiritual. El creador de la Escuela de la Nueva Espiritualidad y fundador del Grupo de los 100, una organización sin fines de lucro que apoya el despertar espiritual global, vive en Ashland, Oregon, EE.UU:, y se lo puede contactar en www.nealedonaldwalsch.com

 


Extracto del libro “En Casa con Dios – Una vida que nunca termina” – Un maravilloso mensaje de amor en una íntima Conversación con Dios, por Neale Donald Walsch)

Sé que ésta es la Pregunta Eterna:
¿Qué pasa después de nuestra muerte?
Pero tengo que preguntarla, directamente, y espero que me des una respuesta directa.

Te la daré. Por supuesto que te la daré. Pero no va a ser una respuesta corta. No va a ser: “Bueno, te vas al cielo o te vas al infierno, dependiendo del tipo de vida que hayas tenido”.

No puedo darte ninguna respuesta de una frase a una pregunta como ésta.

No, eso se lo tendrás que dejar a la Iglesia.

Sin comentarios.

Entonces… ¿Tu respuesta?

Déjame empezar diciendo que hay una cosa que será la misma para todo el mundo, y es que tu muerte la experimentarás en lo que podría llamarse etapas o fases, y la primera etapa es la misma para todo el mundo.

En la etapa uno, en el momento de tu muerte, experimentarás instantáneamente que la vida sigue. Esto será lo mismo para todos. Podría haber un corto período de desorientación, hasta que llegases a darte cuenta de que no estás con tu cuerpo, sino que, en vez de eso, ahora estás separado de él.

Pronto llegarás a entender que, aunque hayas “muerto”, no has terminado tu vida. Es en este momento cuando comprenderás y experimentarás plenamente, quizás por vez primera, que no eres tu cuerpo; que un cuerpo es algo que puedes tener, pero no algo que eres. Inmediatamente te moverás a la etapa dos de tu muerte. Y ahí es donde los caminos individuales divergen.

¿De qué forma?

Si el sistema de creencias que adoptaste antes de tu muerte incluye la certeza de que la vida continúa, una vez que captes que te has “muerto”, sabrás inmediatamente qué está pasando, y lo entenderás. Tu segunda fase será entonces la experiencia de cualquier cosa que creas que pasa después de la muerte. Esto será instantáneo.

Si crees en la reencarnación, por ejemplo, puedes experimentar momentos de vidas anteriores de las que no tienes una memoria consciente anterior.

Si crees que te encontrarás envuelto en el abrazo de un Dios que te ama incondicionalmente, ésa será tu experiencia.

Si crees en un Día del Juicio Final, seguido del paraíso o de la condena para toda la eternidad…

…sí, dime, ¿Qué pasa entonces?

Exactamente lo que esperas. Tan pronto atravieses la etapa uno de la muerte y te des cuenta de que ya no vives con un cuerpo, pasarás a la etapa dos y te experimentarás a ti mismo siendo juzgado, justo exactamente como te imaginaste que sería.

Si te moriste pensando que te merecías el cielo, inmediatamente, experimentarás eso, y si piensas que te mereces el infierno, inmediatamente experimentarás eso.

El cielo será exactamente como te imaginaste que sería, y lo mismo el infierno. Si no tienes ninguna idea sobre los detalles de cualquiera de los dos, te los inventarás en el momento. Entonces, estos lugares serán creados para ti de esa forma, instantáneamente.

Puedes permanecer en esas experiencias todo el tiempo que quieras.

Bueno, entonces, ¡puedo encontrarme en el infierno!

Tengamos esto claro: El infierno no existe. Simplemente no hay tal sitio. Por lo tanto, no hay un sitio tal al que puedas ir.

Ahora…¿puedes crear un “infierno” personal para ti si eliges hacerlo o si crees que es lo que te “mereces”? Sí. Así que puedes mandarte a ti mismo al “infierno”, y ese “infierno” resultará ser exactamente como te lo imaginas o sientes que deba ser; pero no te quedarás ahí un momento más de lo que decidas estar.

¿Quién podría quedarse ahí ni un segundo?

Te sorprenderías. Muchos viven con un sistema de creencias que dice que son pecadores y deben ser castigados por sus “ofensas”, así que estarán en realidad en su ilusión del “infierno”, pensando que esto es lo que se merecen, que esto es lo que les “corresponden”, que esto es lo que tienen que hacer.

No importa, sin embargo, porque no sufrirán en absoluto. Simplemente se observarán a sí mismos a cierta distancia y verán lo que está pasando: algo así como ver un vídeo educativo.

Pero, si no hay sufrimiento ¿Qué está pasando?

Sufrimiento, pero no habrá nada.

¿Perdón?

Lo que está pasando es que parecerá que están sufriendo, pero la parte de ellos que está mirando esto no sentirá nada. Ni siquiera tristeza. Simplemente estará observando.

Usando otra analogía, sería un poco como ver a tu niña “haciendo una escenita” en la cocina. Parece que la niña está sufriendo, agarrándose la cabeza con las manos o apretándose el estómago, con la esperanza de que mami la deje quedarse en casa y no ir al colegio. Pero mami sabe perfectamente que en realidad no está pasando nada. No le duele nada.

No es una analogía exacta. Pero se aproxima lo suficiente para ilustrar esta sensación.

Entonces estos observadores estarían mirándose a sí mismos en este “infierno” autocreado, pero sabrían que no es verdadero. Y cuando hayan aprendido lo que sientan que necesiten aprender (es decir, cuando se hayan recordado a sí mismos lo que habían olvidado), se “liberarán” y seguirán a la tercera etapa de la muerte.

¿Y qué pasa con los que se crearon un “cielo” para sí mismos? ¿Irán alguna vez a la etapa tres?

Finalmente, sí. Recordarán todo aquello para recordar aquello con lo cual crearon la experiencia de su cielo y entonces se darán cuenta de lo mismo de lo que se dieron cuenta al final de su vida terrenal.

¿Qué es…?

Que no hay nada más que hacer.

Así que seguirán.

Seguirán. Hacia la etapa tres de la muerte. Pero no quiero describir eso todavía. Déjame enseñarte algunas otras posibilidades de la “etapa dos”.

Oh. De acuerdo. ¿Cómo qué?

Podrías ser un de aquellos que se mueren con la incertidumbre de si la vida continúa o no después de la muerte.

Oh, sí. Ya veo. De acuerdo, ¿Qué pasa entonces?

Estarás hecho un lío con lo que está pasando y esto hará que manejes lo que ocurre de forma completamente diferente. Te darás cuenta de que no eres tu cuerpo, de que estás “muerto” (esto le sucede a todo el mundo en la “etapa uno”), pero, como no estás seguro de lo que viene después, si es que viene algo, puede que te pases un montón de tiempo tratando de ver cómo “proceder”.

¿Tendré ayuda?

Toda la ayuda que puedas aceptar.

En los momentos después de tu “muerte” te encontrarás en la presencia de los ángeles más amorosos y guías y espíritus delicados, incluyendo el espíritu o la esencia de todos aquellos que fueron importantes en tu vida.

¿Mi Madre? ¿Mi Padre? ¿Mi hermano está allí?

Aquellos a los que más querías serán los que más cerca estén. Estarán a tu alrededor.

Eso es maravilloso.

La presencia de estos seres queridos y de los ángeles será de enorme apoyo, al ayudarte o “orientarte” y a entender exactamente qué te está pasando y cuáles son tus “opciones”.

Había oído que nos reunimos con nuestros seres queridos después de la muerte y que ellos nos ayudan a “cruzar al otro lado”, ¡y estoy taaaan contento de saber que esto es verdad!

Puede incluso que te vuelvas consciente de la presencia de algunos de esos seres queridos antes de tu muerte.

¿Antes de mi muerte?

Sí. Mucha gente, cuando todavía está en su cuerpo físico, les anuncia a los otros en la habitación que está viendo a seres queridos, o que sus seres queridos han venido a buscarla.

Esos otros en la habitación a menudo tratan de convencer a la gente que se está muriendo de que está viendo cosas. Y está viendo cosas, cosas que son muy reales, pero cosas que otra gente no puede ver debido a su perspectiva limitada. Tu perspectiva se ensancha inmensamente después de la “muerte”, y a menudo justo antes de morir.

¡Qué emocionante! Ahora estás haciendo casi la muerte suene emocionante.

Es emocionante. De hecho, tu muerte puede ser uno de los momentos más emocionantes de tu vida. Todo depende de lo que creas. Como en la vida, en la muerte eso en lo que crees es lo que experimentarás.

Por ejemplo, si no experimentas la presencia de esos espíritus a la hora de tu muerte, será porque no lo esperas y porque la posibilidad de su presencia está fuera de tu sistema de creencias. Sin embargo, si tú realmente esperas que estas presencias amorosas estén ahí, inmediatamente las percibirás.

Entiendo. Entonces es realmente importante tener claro lo que uno cree en relación a la muerte.

Es importante en la vida tener claro lo que crees en relación a todo. No es sólo tu muerte lo que es afectado por tus creencias, sino tu vida entera.

La muerte es algo que te intriga. Te intriga y es emocionante y es totalmente maravillosa.

He estado oyendo durante mucho tiempo que mis creencias afectan mi vida. Supongo que creía que cierto tipo de reglas diferentes funcionarían después de la muerte. Me sorprende un poco oír que, incluso después de la muerte, estoy creando mi propia realidad.

Entonces me alegra que estemos teniendo esta conversación.

Espera un momento. ¿Qué significa eso con respecto a mi padre? Mi padre creía que no sucedía nada después de la muerte. Absolutamente nada.

Si mueres con la certeza de que no hay vida después de la muerte, una vez que te das cuenta de que has muerto irás inmediatamente a la etapa dos, que será la experiencia de que no hay vida.

¿Cómo puedo experimentar la “no vida”?

No experimentarás nada en absoluto. Simplemente no habrá experiencia. Las cosas seguirán ocurriendo, pero tú no podrás percibirlas.

Sería exactamente como sería ahora si estuvieras durmiendo mientras las cosas ocurren a tu alrededor.

¿Entonces no hay esperanza? Mi padre murió con la absoluta certeza de que no había nada de nada, ni vida de ningún tipo ni experiencia de ninguna clase, después de la muerte… entonces… no hay esperanza para él…

De nuevo, cuando mueres creyendo eso, es como quedarte dormido. Para experimentar algo más, simplemente tienes que despertarte.

¿Cómo se puede despertar él?

La buena noticia es que todo el mundo se despierta. Igual que en la vida terrenal no te quedas durmiendo para siempre, tampoco en el Más Allá permanecerás en un sueño inconsciente para siempre. Ese no es el plan.

El alma se despertará con la ayuda de los seres queridos y de los ángeles. Entonces se preguntará dónde está, por qué no está ocurriendo nada, qué pasó. Empezará a atar cabos, y en ese momento el alma pasará a la conciencia plena de la etapa dos de la muerte.

¿Cómo será eso? ¿Qué experimentó mi padre?

Lo que eligió experimentar entonces.

¿Cualquier cosa que quisiera crear? ¿Cualquier cosa en absoluto?

Definitivamente. Pero, si hay confusión, la experiencia podría ser un poco confusa. Una especie de mezcolanza de escenarios creados rápidamente que puede que tengan sentido o no.

Eso no suena muy emocionante.

No te preocupes. No es nada “malo”. Se trata sólo de orientarse otra vez. Es como pasar de una canal a otro en la televisión rápidamente con un mando a distancia. No pasa nada malo. Simplemente tienes que decidir qué “canal” quieres ver.

Si empiezas a sentir un poco agobiado y a desear tener algo de ayuda, inmediatamente te harás consciente de esos seres queridos y ángeles y espíritus que han estado revoloteando a tu alrededor y asistiéndote, esperando a que te dieras cuenta de que estaban ahí.

En cualquier caso, pronto te vas a quedar a gusto con una imagen, de entre las miles de imágenes de tu mente, y empezarás a crear desde ahí.

Pero ahora es importante que entiendas que ninguno de los escenarios que te he descrito tiene nada que ver con la Realidad Última. Eso se experimenta en la tercera etapa. Los escenarios que acabo de describirte son las primeras dos etapas, las etapas más tempranas, de tu “experiencia después de la muerte”.

De acuerdo. Entonces, en la primera etapa de la “muerte” lo que ocurre es que me daré cuenta de que ya no soy mi cuerpo. En la segunda etapa de la “muerte” me moveré a través de lo que yo haya imaginado o decidido que sucederá cuando “muera”. ¿Y en la tercera etapa? ¿Vas a describirme eso? ¿Qué me sucederá entonces?

Te fusionarás con la Esencia y empezarás a experimentar la Realidad Última en el Centro de tu Ser.

O sea, ¿Dios?

Puedes llamar a la Realidad Ultima como quieras. Algunos la llaman la Esencia. Algunos la llaman Alá. Algunos la llaman Todo. No importa cómo la llames, es la misma cosa.

¿Qué pasa si eso es exactamente lo que yo siempre había pensado que pasaría?

¿Qué pasa si qué es exactamente lo que siempre habías pensado que pasaría?

¿Qué pasa si lo que yo siempre había pensado que pasaría después de mi muerte era que estaría inmerso en Dios? ¿No se experimentaría eso entonces en la segunda etapa de la muerte?

Tu idea acerca de eso se experimentaría en la segunda etapa, sí. Es así porque en la segunda etapa de tu muerte estás operando todavía desde tu mente.

Sería una experiencia tan placentera y gloriosa como pudieras crearla, en tu imaginación. Pero entonces, en la etapa final de la muerte, tendrías la experiencia como es en realidad, no como te has imaginado que sería.

Pero tienes razón. Lo estás captando. Si lo que siempre creíste que sucedería es que inmediatamente después de tu muerte estarías en Casa con Dios, lo estarás.

Esa es la más alta esperanza del mundo, y es verdad.

Mi madre no tenía esa esperanza, ella lo sabía. Mi madre sabía que sería recibida por todos los ángeles y que estaba volviendo a Casa.

Y eso es exactamente lo que experimentó. Después pasó a la siguiente etapa de la muerte, y su imaginación se transformó en una realidad aún más grande.

¿Experimentó la presencia de Dios? ¿Estabas ahí para recibirla?

Te lo estoy diciendo, estoy ahí para recibir a Todos.

Es imposible morir sin Dios. Siempre estaré ahí. Te abrazaré, te aliviaré, te daré la bienvenida y te aseguraré que eres perfecto tal como eres, y que estás perfectamente listo para entrar en el Reino del Cielo. Después te dejaré en las manos de las almas de tus seres queridos y de los ángeles, que te guiarán el resto del camino, conduciéndote al reino espiritual… o a lo que podría llamarse “el cielo auténtico”, en contraposición al que tú te has imaginado. Allí harás el trabajo que fuiste a hacer allí.

¿Tengo que “trabajar” en el cielo?

No te preocupes. Será como jugar. Estarás jugando en los Jardines de Dios. Verdaderamente será el “cielo”. Uso la palabra trabajo en el sentido de “cumplir con lo que empezaste a hacer”

¿Y qué es eso que “empezaré a hacer” en el cielo?

Cuando lleguemos a nuestras exploraciones del reino espiritual, veremos eso. No obstante, sabe esto ahora: no te irás de mi presencia hasta que yo haya hecho –y tú hayas respondido- la Pregunta Santa.

¿La Pregunta Santa?

Sí. Pero me gustaría hablarte de esto más adelante. Esto puede que sea la parte más importante de nuestra conversación, y quiero preparar un poco más el terreno.

De acuerdo… pero ya son dos las cosas de las que has dicho que son muy importantes y que has dejado para más adelante. Anteriormente dijiste que tenías una respuesta a una pregunta mía que realmente podría conmocionarme. Dijiste que “había mucho trabajo preliminar que hacer antes”. Ahora me estás diciendo que me vas a revelar qué es la “Pregunta Santa”, pero sólo después de “preparar un poco más el terreno”. Así que me tienes realmente intrigado aquí.

Bueno, la muerte es algo que te intriga. Te intriga y es emocionante y es totalmente maravillosa.

Entonces, si Dios estaba ahí para recibir a mi madre, dime, ¿Qué aspecto tenía Dios? O sea, cuando me encuentre contigo, ¿Podré reconocerte?

¿Qué aspecto quieres que tenga?

¿Vas a tener el aspecto que yo quiero que tengas?

Sí. Como en todas las cosas, tendrás cualquier cosa que elijas. Sí, sí y, una vez más sí.

Si eliges que me parezca a Moisés, me pareceré a Moisés. Si esperas que me parezca a Jesús, me pareceré a Jesús. Si deseas que me parezca a Mahoma, me pareceré a Mahoma. Adoptaré cualquier forma que esperes o que te haga sentirte cómodo en mi Presencia.

¿Qué pasa si no tengo la menor idea de cómo es Dios?

En ese caso seré un sentimiento. Será el sentimiento más maravilloso que hayas tenido nunca. Se sentirá como sí estuvieras inmerso en un baño de luz cálida, como si estuvieras siendo abrazado por el amor.

O puede que te sientas como si estuvieras envuelto en un capullo, o suspendido en un radiante receptáculo ingrávido de aceptación absoluta e incondicional. Experimentarás este mismo sentimiento en el caso de que apareciera ante ti en alguna forma física. Al final esa forma se disolverá en un sentimiento, y nunca más tendrás la necesidad de verme en ningún tipo de forma o manera en particular.

No obstante, recuerda ahora lo que he dicho. Es imposible morir sin Dios, pero no es imposible pensar que lo estás haciendo. Puedes pensar lo que quieras en la etapa dos de la muerte. Así que la energía de mi Esencia Pura puede rodearte y tú puedes elegir rechazarla, reducir la experiencia, creer que es una alucinación o descartarla por completo.

Yo nunca haría eso. ¿Por qué iba a hacer eso?

Lo has hecho muchas veces durante tu vida. ¿Qué te hace pensar que no podrías hacerlo después de tu muerte?

Porque no sería tan tonto. Cuando esté muerto, es de esperar que no sea tan tonto. Además, cuando esté muerto, tú harás que sea muy claro para mí que tú eres Dios, y que soy amado, y que esta experiencia que estoy teniendo eres Tú, dándome la bienvenida a Casa.

Escúchame.

La muerte es un momento de creación. Hay un ajuste de energía en el momento de lo que tú llamas muerte que sintoniza con precisión la energía con la que entras en ese momento, produciendo un efecto duplicativo en el mundo no físico en el que acabas de entrar, para que puedas continuar teniendo la experiencia que has estado creando, incluso durante tu transición a otro reino. (El mismo proceso ocurre al nacer, sólo que al revés. Cuando naces, la energía que has traído contigo del reino espiritual se transforma en materia por este proceso de sintonización de energía, produciendo un efecto duplicativo en el mundo físico en el que acabas de entrar).

Recuerda lo que dije antes: la muerte es un umbral, y la energía con la que atraviesas ese umbral determina qué hay al otro lado. Ahora, puedes re-crear algo nuevo en cualquier momento que elijas (igual que en la vida), pero encontrarás ahí, inicialmente, lo que esperas encontrar ahí.

Si no crees en Dios, y entras en la muerte no creyendo en Dios, Dios estará ahí y tú experimentarás a Dios, no más de lo que lo experimentaste durante tu vida.

Tienes que saber que Dios está presente para experimentar que Dios está presente.

Si miras una flor y sabes que Dios está ahí, verás a Dios ahí. Si no, no verás nada más que una flor. Puede que incluso veas una mala hierba.

Si miras a alguien a los ojos, y sabes que Dios está ahí, verás a Dios ahí. Si no, no verás nada más que una flor. Puede que incluso veas una mala hierba.

Si miras a alguien a los ojos y sabes que Dios está ahí, verás a Dios ahí. Si no, no verás nada más que un ser humano. Puede que incluso veas un villano.

Si te miras a los ojos en un espejo y sabes que Dios está ahí, verás a Dios ahí. Si no, no verás nada más que una persona tratando de descifrar quién está ahí. Puede que incluso veas a una persona que no tiene la respuesta a esa pregunta.

¿Quieres decir que Dios no me rescatara de mi propio “no-saber”?

Dios te está “rescatando” cada día de tu propio no-saber. ¿Sabes esto?

Supongo que sí.

¿Sí?

Bueno, a veces.

Es lo mismo inmediatamente después de la muerte. A veces la gente lo sabe, y a veces no. Y, según sea aquello en lo que crees, así se hará en ti.

¡Menudo mensaje, hombre! Ciertamente esperaba más que esto. Esperaba que me dijeras que la presencia de Dios en el Más Allá haría “borrón y cuenta nueva”, anulando cualquier creencia en contrario y colmando el momento de una Gloria Absoluta.

Dios colmará el momento de una Gloria Absoluta, porque no hay nada más glorioso que el Acto de la Pura Creación y Dios te permitirá crear en el momento de tu muerte cualquier experiencia que desees.

Esto es lo que pasa en la etapa dos de la muerte. En la etapa tres llegarás a conocer una Verdad más profunda sobre ti mismo: y entonces recordarás otra vez cómo crearla. Porque eres parte del Dios del que estás hablando aquí. Incluso aunque continúes imaginándote que no lo eres, todavía puedes crear cualquier experiencia que desees.

Y por eso ahora entiendes esto: tu primera experiencia después de la muerte es algo que estás creando aquí y ahora, y que continuarás creando entonces y allá, con tu pensamiento sobre ella y con tu esperanza.

¿La esperanza juega un papel?

Recuerda lo que te dije antes. Si tienes la más vaga esperanza de que alguien venga a ayudarte, estarás rodeado de seres queridos y de ángeles. Si tienes la más vaga esperanza de encontrarte con Mahoma, Mahoma te guiará. Si tienes la más vaga esperanza de que Jesús esté ahí, Jesús estará ahí. O Krishna. O Buda. O sólo simplemente la Esencia del Amor Puro.

La esperanza juega un papel maravilloso en la “muerte” y en la “vida”. (Son lo mismo, por supuesto). Nunca abandones la esperanza Nunca. La esperanza es una declaración de tu deseo más alto. Es el anuncio de tu sueño más grandioso. La esperanza es el pensamiento, hecho Divino.

¡Oh, qué declaración más maravillosa! La esperanza es el pensamiento,, hecho Divino. ¡Que declaración tan perfectamente maravillosa!

Ya que te gusta tanto esa declaración aquí está esa “Fórmula de 100 palabras par Todo en la Vida” que te prometí.

¡Oh, sí, una de tus promesas pospuestas!

La esperanza es el umbral para creer, creer es el umbral del saber, saber es el umbral para crear, y crear es el umbral para la experiencia.

La experiencia es el umbral para la expresión, la expresión es el umbral para llegar a ser, y el llegar a ser es la actividad de toda la Vida y la única función de Dios.

Lo que espera, lo creerás eventualmente; lo que crees, lo conocerás eventualmente; lo que conoces, lo crearás eventualmente; lo que creas, lo experimentarás eventualmente; lo que experimentas, lo expresarás eventualmente; lo que expresas, lo llegarás a ser eventualmente.

Esta es la fórmula para todo en la vida.

Así de simple.

Me encanta cuando la información sobre la vida se nos da de forma tan sucinta. ¡Qué regalo! Poetas como Robert Frost nos hacen ese regalo. Y los autores de las letras de las canciones. Y los dramaturgos. Y los escritores. Y los mensajeros y los maestros. Me encanta lo que otra poetisa, Lisa Mueller, puso en un poema en verso libre titulado Esperanza.

Ella dice que la esperanza “es el movimiento que va desde los ojos a la cola de un perro” ¿No es fabuloso? ¿No lo captura perfectamente? Aquí está un fragmento de su trabajo más extenso:

ESPERANZA…

…es el movimiento que va
Desde los ojos a la cola de un perro,
es la boca que hincha los pulmones
del niño que acaba de nacer

Es el único regalo
Que no podemos destruir en nosotros,
el argumento que refuta la muerte,
el genio que inventa el futuro,
todo lo que sabemos de Dios.

Experimentas en un mundo de tres dimensiones,
Pero no vives en un mundo de tres dimensiones.
La Realidad Última es mucha más compleja de lo que
Nunca te hayas imaginado.

Y entonces volveremos otra vez a la idea de que el estado mental de una persona en el momento de su muerte es la experiencia con la que su alma se encontrará al “otro lado”.

Sí, eso es exactamente lo que estoy diciendo. Lo he dicho una y otra vez aquí.

Sí, pero sigo volviendo a ello una y otra vez porque hay algo en esa declaración que simplemente no me parece que encaje del todo y he estado tratando de descifrar qué es. Ahora creo que sé qué es.

Por favor, dímelo.

Esa idea no deja mucha posibilidad de consuelo para los que se están acercando a la muerte sin esperanza –los que se encuentran en un estado de miedo o terror o aprensión o autorrecriminación o duda- ni para sus familias.

Entiendo. Entiendo adónde estás yendo.

Bueno, quiero decir, no mucha gente se muere con tanta paz y tan maravillosamente expectante como pareces sugerir que sería necesario para que tuviera una experiencia gloriosa. Yo me inclino a pensar que hay más gente que se muere con… ¿qué palabra usar aquí?…aprensión, como mínimo, cuando no miedo o pavor o confusión o conmoción ante lo tan repentino que puede ser morir, por ejemplo en un accidente, o lo que fuere…

Entiendo tu preocupación. Sin embargo, el consuelo viene de saber que todas las almas encuentran paz y alegría y amor. Todas las almas pasan a la etapa tres de la muerte, que es cuando se fusionan con la Esencia.

Entretanto, no hay tal cosa como el “dolor” –emocional, físico o espiritual- en el “Más Allá”. Mencioné antes que incluso aquellos que se imaginan que se están yendo al “infierno” y entonces se envían a sí mismos allí, no sufren. Simplemente se observan a sí mismos tener la experiencia, pero sin estar conectados a eso emocionalmente.

Dijiste que era algo así como estar viendo un vídeo educativo.

Así es. Ese es el nivel de desapego aquí. Simplemente te das a ti mismo la experiencia para revisarla, sacando de ella cualquier enseñanza que se pueda extraer de ahí, pero no sufres. En la vida después de la “muerte” no hay algo así como el sufrimiento.

Entonces, ¿qué hay ahí? ¿Hay algo ahí? ¿Hay alegría? ¿Hay felicidad?

Eso es todo lo que hay. No hay nada negativo.

¿Nada negativo?

Nada de nada.

Pero pensé que habías dicho que las personas experimentan exactamente lo que esperan experimentar.

Correcto.

Entonces, ¿qué pasa si la persona espera sufrimiento? ¿Qué pasa con una persona que elige sufrir, que siente que es la única forma de poder “ganarse” el cielo o de “pagar por sus pecados”? Pensé que habías dicho que un alma puede experimentar cualquier cosa que quiera experimentar después de la muerte.

Lo que he dicho es verdad. Y por lo tanto podrías experimentar sufrimiento… con la salvedad de que no lo haces.

Porque, como dijiste antes, ¿estás mirando simplemente y no te estás identificando con el “ser” que está experimentándolo?

Sí, y también porque, aunque te pudieras identificar con la parte de ti mismo que está experimentándolo, no lo harías.

Te das cuenta de que me estás dejando a oscuras aquí…

Permíteme recordarte algo que se dijo antes que podría explicar todo esto de forma más completa.

Sí, eso sería bueno. Precisamente ahora, una explicación más completa sería buenísima.

Cuando ocurre algo que el alma experimenta como no deseable, el mismo pensamiento de que no es deseable causa que la experiencia interior del alma se altere instantáneamente. Y por eso no hay sufrimiento. Ni siquiera para la persona que imagina vehementemente que debería ser castigada.

Creará la experiencia de su imaginación, pero no la experimentará como se la había imaginado, por la sencilla razón de que, tan pronto como tenga la experiencia, elegirá no tenerla.

¿Incluso si esto es lo que realmente piensa que quiere?

El nivel de conciencia del Más Allá excluye la posibilidad de que alguien elija voluntariamente lo que no es real. Y el alma debería saber y comprender inmediatamente que el concepto y la idea y la experiencia del “sufrimiento” no es real.

En la primera etapa de la muerte, el alma llega a comprender que el cuerpo con el que pasó su vida física no es real. Es decir, no es quien el alma es realmente. En la segunda etapa de la muerte, el alma llega a comprender que la mente, con todos sus pensamientos, no es real. Es decir, no es quien el alma es realmente.

Todos los pensamientos de la mente limitada, que emergen de la perspectiva limitada de la experiencia humana, reciben un gran impacto en la segunda etapa de la muerte, precisamente porque la perspectiva del alma en el Más Allá es muchísimo más grande y diferente de lo que era cuando el alma estaba con el cuerpo.

Es desde el lugar de esta perspectiva mejorada como el alma empieza a crear y a experimentarse a sí misma. Tan pronto como el alma ve y se da cuenta de que no es un cuerpo, su perspectiva cambia tremendamente, como puedes imaginar: Esto es, de hecho, lo que propulsa al alma hasta la tercera etapa de la muerte, cuando todos los pensamientos –no sólo los “malos” pensamientos, sino incluso sus propios pensamientos del “cielo” –se abandonan, y se experimenta la Realidad Última.

Y así –aun en el caso de la persona que cree sinceramente que debe sufrir, que merece sufrir, que sufrir es la única forma de redimirse ante los ojos de Dios-, la idea misma de redención, y el sufrimiento como medio para conseguirla, deja de tener significado en la perspectiva amplificada del alma.

El alma puede mirarse a si misma intentando sufrir en su infierno autocreado, pero el alma pronto entenderá que no tiene ningún sentido crear semejante experiencia

Pensaba que nada era imposible para un alma que se está expresando a Sí Misma como la Creadora de Su Propia Realidad.

No es cuestión de que sea imposible. Es cuestión de que no tiene el menor sentido. El alma no tendría ninguna razón para crear ciertas experiencias, más allá del “recordar” involucrado en ellas. Una vez que el alma ha recordado que sufrir no es una realidad, sino simplemente una experiencia creada en la mente humana, habrá conseguido lo que buscaba conseguir con la creación de su propio infierno, y la experiencia carecerá de sentido de ahí en adelante.

Es así porque, en cierto modo, el alma “sabe demasiado” como para sacar algo más de semejantes experiencias. Sería como un mago que hiciera sus propios trucos una y otra vez… para una audiencia de una persona: él mismo.

Me imagino que sería bastante difícil que un mago se mantuviera interesado en sus propios trucos.

Sería más que difícil. Sería imposible. Es en ese sentido, en el contexto, en el que podría decirse que es imposible que el alma sufra.

Pero ¿ni siquiera una fracción de segundo? ¿Ni siquiera mientras estaba decidiendo estar interesada o no?

No, absolutamente No.

No existe algo así como “una fracción de segundo”. Tu pregunta está basada en tu realidad de lo que llamas Tiempo, donde las cosas pasan en secuencia. Sin embargo, todas las cosas que he descrito que le pasan a un alma después de la muerte suceden en el mismo instante.

Espera un momento. Tú mismo dijiste que suceden en “etapas”. Etapa uno, etapa dos y demás.

Eso es correcto, de acuerdo con tu terminología. Sin embargo, esas etapas se experimentan simultáneamente: cada nueva experiencia “borra” la vieja. Y entonces es como si la vieja nunca hubiera pasado. “Eres” lo que “eres” Aquí Ahora, y es, en realidad, como si nunca hubieras sido otra cosa.

Disculpa eso no tiene sentido. Acabas de decir algo aquí que no tiene sentido.

El desafío aquí es hablar en términos terrenales de una situación o experiencia que está fuera de este mundo. Déjame decir simplemente que todas las cosas suceden secuencialmente y simultáneamente.

¡Eso tiene aún menos sentido! Las cosas suceden secuencialmente o simultáneamente. No puede ser de ambas formas.

¿No puede? Te estoy diciendo que toda la vida es de ambas formas.

¿Toda la vida es “secuencial” y “simultánea”?

Correcto.

Bueno, de acuerdo, entonces esto me desconcierta completamente. Soy incapaz de sostener esto en mi realidad.

¿Puedes concebir la posibilidad? ¿Puedes expandir tu mente para poder concebir la posibilidad?

No hay una palabra para esta experiencia en tu lenguaje, así que tendremos que inventar una. Digamos que toda la vida es “secuentánea”. Es “secuencial” y “simultánea” al mismo tiempo.

No sé qué decir. Supongo que todo y cualquier cosa es posible, y estoy dispuesto a admitir que no sé todo lo que hay que saber sobre la Realidad Última, pero sólo puedo ir hasta aquí. Aunque pudiera ir ahí conceptualmente, no puedo imaginarme estar ahí experimentalmente. No puedo imaginar experimentarlo.

Déjame ver si podemos encontrar otras palabras –algunas palabras “reales”- con las que poder explicártelos o, por lo menos, ponerlo un poco más claro.

Está bien, porque necesito ayuda aquí, y la necesito inmediatamente. O, mejor dicho, la necesito secuentáneamente…

Perfecto. ¡Eso es Perfecto!

Ahora, imagina conmigo una realidad donde el tiempo no existe. No de la forma que tú te imaginas. Hay un solo momento, el Dorado Momento del Ahora.

Todo lo que ha sucedido está sucediendo ahora, y siempre sucederá: está sucediendo Ahora Mismo.

Todo es verdad con respecto a todas tus vidas, no sólo a la parte de tu experiencia que llamas esta vida en particular o al Más Allá. La diferencia es que en el Más Allá lo sabes. Lo experimentas.

De acuerdo, pero espera un segundo. Acabas de decir que todas mis vidas están ocurriendo simultáneamente. Quieres decir, todas mis encarnaciones, ¿verdad?

Si. Pero también me refiero a todas tus almas “pasadas” a través de esta encarnación.

¿Estás diciendo que paso a través de esta vida más de una vez?

Correcto. Y muchas posibilidades, muchas experiencias, pasan al mismo tiempo.

Pero si todo está pasando simultáneamente… eso significaría que tendría que haber “realidades alternativas”. ¿Estás diciéndome que hay algo así como “universos paralelos” que transcurren al lado del nuestro, en los que el “yo” que soy “yo” está teniendo otras experiencias?

Sí.

Bueno, me dijiste al principio que algunas partes de esta conversación podrían parecerle demasiado “descabelladas” a la gente, y ciertamente estás cumpliendo tu promesa. Mucha gente diría que el último escenario es simplemente pura ciencia ficción.

Y no lo es. Como dijiste antes, esto es ciencia.

¿Esto también es ciencia? ¿Hablar de realidades alternativas es ciencia?

¿Piensas que vivimos en un mundo de sólo tres dimensiones? Pregúntale a un físico cuántico sobre eso.

¿No vivimos en un mundo de tres dimensiones?

Experimentas un mundo de tres dimensiones, pero no vives en un mundo de tres dimensiones.

¿Qué significa esto?

Significa que la Realidad Última es mucho más compleja de lo que nunca te hayas imaginado. Significa que hay mucho más de lo que se ve. Te digo que todas las posibilidades existen en todos los tiempos. Estás eligiendo la posibilidad que deseas experimentar ahora de entre un campo multidimensional de posibilidades infinitas.

Y hay otro “tú”, eligiendo cosas diferentes, aquí mismo, ahora mismo.

¿Otro Yo?

Correcto.

¿Estás diciendo que “yo” existo multidimensionalmente?

Sí.

Autor: Neale Donald Walsch

Fuente original: Extracto del libro de Neale Donald Walsch, “En Casa con Dios – Una vida que nunca termina”, Editorial Kier

 

El autor de EN CASA CON DIOS UNA VIDA QUE NUNCA TERMINA es Neale Donald Walsch, esta 

Fuente original: Extracto del libro de Neale Donald Walsch, “En Casa con Dios – Una vida que nunca termina”, Editorial Kier

¿Y qué pasa con los que se crearon un “cielo” para sí mismos? ¿Irán alguna vez a la etapa tres?

Finalmente, sí. Recordarán todo aquello para recordar aquello con lo cual crearon la experiencia

 

 

 

Solicita información sobre el estudio de Vidas Pasadas sin Regresión© que realizo hace tantos años y sobre el cual podrás ver ejemplos en varias de mis páginas.

 

Puedes adquirir el libro Vidas Pasadas-Tiempo Presente en las principales librerías virtuales del mundo e inclusive descargarte de las mismas una demo antes de decidir tu compra para leer y ver si el libro es de tu interés. Tienes diferentes opciones de formatos, tanto impreso como formato digital (para Kindle) y por lo tanto, opciones de precios también.

 

Vidas Pasadas en Amazon             

 

Vidas Pasadas en Lulu

 

 

 


http://www.marianelagarcet.info


http://www.octogonmistic.com.es


http://marianelagarcet.com

 

¿Te interesaría saber quién has sido en
Vidas Anteriores?¿crees en la Reencarnación?

entérate de una manera no invasiva,
realizando un estudio de vidas pasadas sin regresión:


 


 

¿Te gustaría saber más sobre tu potencial?¿ Tienes certeza
sobre tu profesión, tus capacidades, o cómo hacer para destacarte?

Puedes averigüarlo realizándote un estudio numerológico:






Pagina nueva 1

Aprovecha la oportunidad de comprar un libro sobre Vidas Pasadas que te
ayudará a esclarecer tus dudas sobre el tema de la reencarnación, las almas
gemelas, las experiencias de vida después de la muerte y mucho más.


Promoción especial en LULÚ

 

 

 




Post Footer automatically generated by wp-posturl plugin for wordpress.

Almas Gemelas -reconocerlas-


Almas Gemelas

ALMAS GEMELAS8

 

Cuando mires a los ojos a otra persona, a cualquiera, y veas tu propia alma reflejada, entonces sabrás que has alcanzado otro nivel de conciencia.

En este sentido la reencarnación no existe, porque todas la vidas y todas las experiencias son simultáneas.

Pero en el mundo tridimensional, la reencarnación es tan real como el tiempo.

Es una energía como cualquier otra y su realidad depende de la energía de quien la percibe. Mientras una persona perciba los cuerpos físicos y los objetos materiales, la reencarnación será real para ella. Lo que creéis que es la realidad es una ilusión y viceversa.

La realidad es el reconocimiento de vuestra inmortalidad, divinidad y eternidad. La ilusión es vuestro mundo tridimensional y transitorio.
No siempre nos uniremos al alma gemela más vinculada a nuestro ser. Tal vez haya más de una para cada persona, puesto que las familias de almas viajan juntas.

Es posible que decidamos casarnos con un alma gemela menos ligada a nosotros que otra, alguna que tenga algo específico que enseñarnos o algo que aprender de nosotros. Podemos reconocer un alma gemela a una edad avanzada, cuando ya hemos adquirido compromisos familiares. También puede ocurrir que nuestro padre, nuestra madre, un hijo o un pariente cercano encarnen el alma gemela con quien más estrechamente estamos unidos. O quizá nuestra relación mas fuerte sea con un alma gemela que no se ha encarnado en el transcurso de nuestra vida y que está velando por nosotros desde el otro lado como un ángel de la guarda.

A veces nuestra alma gemela esta deseosa de encontrarnos y disponible. Es posible que él o ella se percate de la pasión y la atracción que existe entre ambos, de los lazos íntimos y sutiles que indican que nos hemos relacionado en diferentes vidas pasadas. Sin embargo, esto puede resultarnos perjudicial. Depende de la evolución del alma.
Si una de las dos almas está menos desarrollada y es más ignorante que la otra, la violencia, la codicia, los celos, el odio y el miedo pueden enturbiar la relación.

Tales sentimientos son nocivos hasta para el alma más evolucionada, aunque se trate de un alma gemela. Es habitual que fantaseemos con idas como: “yo puedo cambiarle” o “puedo ayudarle a crecer”. Si la otra persona no deja que la ayudemos, si ha decidido que no quiere aprender ni evolucionar, la relación esta condenada al fracaso.

Tal vez surja otra oportunidad en otra vida; a no ser que la persona en cuestión tome conciencia más adelante. A veces se producen estos despertares tardíos.
En algunos casos las almas gemelas deciden no casarse mientras están encarnadas. Se las componen para encontrarse, permanecen juntas hasta que cumplen el pacto acordado y después siguen su camino. Sus intereses y los planes que tienen para el resto de su vida son diferentes y no quieren ni necesitan pasar una vida entera juntas. Esto no es una tragedia, sino una simple cuestión de aprendizaje: tienen por delante una vida eterna juntas, pero a veces es posible que necesiten tomar unas clases por separado.

La imagen del alma gemela disponible pero “adormecida” es patética y puede causarnos una terrible angustia. Adormecida significa que no ve la vida con claridad y que no es consciente de las distintas dimensiones de la existencia, que no sabe nada de las almas. Normalmente son las interferencia cotidianas de la mente las que nos impiden despertar.

La persona reconoce la atracción. No hay duda de que la atracción existe, pero su origen no se comprende.

Creer que esta pasión, este reconocimiento y esta atracción volverá a producirse con otra persona es engañarse.

No nos topamos con almas gemelas de este tipo todos los días, quizá solo con una o dos más en toda una vida.

La gracia divina puede recompensar a un buen corazón, a un alma llena de amor.
Encontrar a nuestras almas gemelas no debe convertirse en motivo de preocupación.

Tales encuentros están a merced del destino y sin lugar a dudas se producen.

Después del encuentro, prevalece el libre albedrío de ambas personas. Las decisiones que se toman y las que se descartan quedan en manos de su voluntad, de su propia elección.

El alma más adormecida tomará decisiones basándose en la mente y en todos sus miedos y prejuicios.
Desgraciadamente esto suele provocar mucha angustia.

Cuando más despierta sea la pareja más posibilidades habrá de que tome una decisión basada en el amor y si los dos miembros de una pareja están despiertos, el éxtasis se hallará al alcance de sus manos.
Brian Weiss…

 

 

Solicita información sobre el estudio de Vidas Pasadas sin Regresión© y podrás saber también sobre tu alma gemela

 


http://www.marianelagarcet.info


http://www.octogonmistic.com.es


http://marianelagarcet.com

 

¿Te interesaría saber quién has sido en
Vidas Anteriores?¿crees en la Reencarnación?

entérate de una manera no invasiva,
realizando un estudio de vidas pasadas sin regresión:


 


 

¿Te gustaría saber más sobre tu potencial?¿ Tienes certeza
sobre tu profesión, tus capacidades, o cómo hacer para destacarte?

Puedes averigüarlo realizándote un estudio numerológico:






Pagina nueva 1

Aprovecha la oportunidad de comprar un libro sobre Vidas Pasadas que te
ayudará a esclarecer tus dudas sobre el tema de la reencarnación, las almas
gemelas, las experiencias de vida después de la muerte y mucho más.


Promoción especial en LULÚ

 

 

 




Post Footer automatically generated by wp-posturl plugin for wordpress.

Almas en tránsito


Almas en tránsito

Transición del alma -denominada “muerte”- y pérdida de seres queridos en los tiempos por venir

luztunel-1.jpg

Aurelia Jones y Adama

 Porque pronto habrá tantos cambios en este planeta, y muchas almas han tomado la opción consciente, a nivel del alma, de dejar su encarnación física en este tiempo, sé que muchos de ustedes estarán encarando la transición física de uno o más de vuestros seres amados. Ellos son los que han tomado, en este determinado tiempo de su evolución, una opción distinta a la suya para la trayectoria de su alma, y es mi deseo animarles para que empiecen a ver la transición del alma que ustedes llaman “muerte” desde una perspectiva diferente.

Todos ustedes saben que no hay tal cosa como la llamada “muerte”. Por supuesto hay una transición del alma de una experiencia humana en un cuerpo físico a otro estado, percibida como muerte, pero en última instancia, esto es para el alma simplemente una transición.

Para dicho ser es casi siempre un tiempo de gran alegría, ofrecimiento, libertad y reunión con otros aspectos de uno mismo. Es un tiempo de liberación, reflexión y nuevos inicios, y nunca un acontecimiento catastrófico.

Una vez que usted entienda completamente esto, no se permitirá un período de aflicción, pues esto es la manera en que honramos la energía de los que se han ido, pero nunca jamás se sentirá otra vez triste por alguien que se ha ido.

Usted estará cómodo con la decisión tomada por su ser amado, y aprobará plenamente la opción que él ha tomado de alejarse. Usted le agradecerá por el tiempo de vida que compartieron juntos en su encarnación, y verdaderamente le bendice, a su manera, hacia una nueva experiencia, conociendo muy bien, en su corazón, que la separación es solamente una ilusión en la mente de la tercera dimensión.

Usted sabrá, sin duda, que puede verles y estar con ellos otra vez en cualquier momento en los planos internos, y que las conexiones con los seres que ustedes aman nunca podrán ser rotas a lo largo de la eternidad.

Los que se aman muy profundamente en una experiencia encarnada son generalmente aquellos que se han conocido, amado y encarnado en las experiencias de vida del otro por infinidad de tiempo. Usted ha experimentado la pérdida física del otro repetidas veces, y se han encontrado y vivido como amigos o familia repetidamente.

A veces, la transición o muerte ocurre aparentemente por un accidente o debido a un crimen, una guerra o un acontecimiento natural que usted llama una tragedia.

Todas las transiciones, no importa qué forma tomen, son planeadas por el alma en otra dimensión. Estas decisiones se toman por varias razones, según la trayectoria del alma o el equilibrio de la responsabilidad kármica que ha decidido el que ha elegido irse al otro lado del velo. A nivel del alma, para aquel que ha decidido dejar, esto es generalmente un tiempo de gran emoción y él o ella casi no pueden esperar por una nueva experiencia y aventura del gran viaje llamado “vida.”

Aquí está la historia de una mujer bien conocida por nosotros que perdió a su único hijo en un accidente automovilístico. Ella estuvo totalmente devastada por esa pérdida, y no podía regresar a un estado normal de equilibrio emocional.

Finalmente, ella me pidió canalizar a Adama de Telos para entender y descubrir por qué tal tragedia había sucedido en su vida. Ella veía ese acontecimiento como una gran injusticia, y deseaba perseguir a quién ella sentía responsable de la muerte de su único hijo.

Aquí repito lo que Adama le contestó a través de mí.

También deseo compartir que esta respuesta le dio una gran revelación y una cura para su corazón. Leyendo el mensaje de Adama, ella pudo dejar el dolor y la pena de manera rápida. Ella pudo mirar la vida otra vez con alegría y renovada esperanza, sabiendo que su hijo está bien y vivo en el otro lado del velo, amándola más que nunca, y haciendo exactamente lo que su alma quería hacer después.

Siento que es importante que ustedes entiendan más profundamente este proceso de transición que llaman “muerte.” Sabemos que muchos de ustedes, antes o después, se encontrarán en una situación similar en su vida o en la vida de alguien de su alrededor.

Para aquellos que abrazan completamente esta comprensión en su corazón y alma, ustedes podrán consolarse con una verdadera maestría cuando se enfrenten con una situación similar en su vida. Usted también podrá confortar a otros de su alrededor que todavía no han abrazado el privilegio de una comprensión tan clara de la transición física.

Ahora los dejo con la historia.

Aurelia Louise Jones

Adama contestó desde Telos

Querida Hermana Lemuriana,

Soy vuestro hermano y amigo Adama. Es un placer para mí comunicarme contigo este día, de corazón a corazón. Así como te abro mi corazón, pido también que tú me abras tu corazón a mí también, y a la verdad de tu ser.

Siento tu profundo dolor y sufrimiento por la pérdida de tu querido hijo.

Es una reacción normal que el corazón de una madre se aflija por la pérdida de su niño.

Por favor, querida hermana, es importante que te permitas sentir el dolor y la pena, pues no es sano, ni física ni espiritualmente negar o reprimir el sufrimiento.

Cuando estés lista, después de un tiempo, será aún más importante que dejes ese dolor y te muevas en alegría. La vida debe ir adelante para todos, pues ésta nunca termina.

Tú tienes un hermoso corazón abierto, hermana querida, y el dolor por la pérdida de tu querido hijo es un catalizador que está asistiendo a tu corazón en alcanzar una mayor apertura.

Tú sabes, querida, que no hay tal cosa como la muerte. Es una ilusión de la percepción en la tercera dimensión.

Si tú pudieras percibir más allá del velo, sabrías que tu hijo está vivo, bien y más conocedor que nunca antes.

Tu hijo ahora tiene la capacidad de entender sus defectos hacia ti, cuando estuvo en la expresión física, y se le ha concedido el permiso de estar más cercano a ti y a tu corazón de lo que nunca lo estuvo mientras vivió en la Tierra.

Él está completamente enterado del profundo y verdadero amor que tú sientes por él, y su propio corazón está mucho más abierto. Él también entendió que no devolvió tu amor de la manera que debía haberlo hecho, de la manera que tu esperabas, y esto le está motivando fuertemente, de este lado del velo, para verificar las lecciones aprendidas para cuando regrese en su encarnación siguiente.

Tú has tenido miles de encarnaciones en este planeta en el curso de tu evolución, y has tenido miles de niños. Tú has encarnado con muchos de ellos una y otra vez, y de verdad, nunca has estado separada mucho de aquellos con los que tenías conexiones de corazon.

Tu hijo ha sido parte de tu vida muchas veces antes, y él estará otra vez, especialmente cuando los velos entre las dimensiones se vayan diluyendo.

En los años por venir los velos desaparecerán completamente, y estarás de nuevo frente a tus seres amados cara a cara.

En un futuro no demasiado distante, al comprometerte con tu ascensión, podrás experimentar la gran alegría de encontrarte un día, cara a cara, con todos aquellos que han salido del mundo físico. Tú estarás de nuevo con ellos en forma clara sin tener que dejar tu cuerpo físico. ¡Puedes imaginar el espectáculo y éxtasis que esta gran reunión creará! Es parte del plan, amiga mia. Deja que la vela del amor y de la esperanza siga ardiendo.

Siente la presencia de tu hijo alrededor tuyo, y siente el amor que él ahora te está devolviendo.

Desde su transición, él ha ganado mucha más comprensión de la que tenía mientras estaba en su cuerpo físico. Tu hijo solicitó al consejo Kármico de Luz un permiso para estar a tu lado muy a menudo, y también que le fuera permitido ser tu guía para darte asistencia hacia tu próximo paso evolutivo.

Yo, Adama, te pido que dejes ir el sentido de tragedia.

Por lo que concierne a tu hijo, el “accidente” que tuvo pudo parecer por azar, pero es sólo en apariencia. El hombre con quien tuvo el “accidente” fue sólo un instrumento de un acuerdo kármico. Entiende que a menos que hubiera una decisión a nivel del alma de parte de tu hijo en los planos internos para terminar su encarnación y moverse al nivel siguiente, el “accidente” no habría ocurrido. En última instancia, no hubo “accidente”, sino el trabajo efectivo de una decisión del alma para un dar un paso evolutivo.

 

A nivel del alma, no era hora para tu hijo de ir adelante en el proceso de ascensión, como tú misma has escogido. Había muchas cosas que necesitaban ser resueltas desde una perspectiva distinta.

 

Al saber que habría sido extremadamente difícil para él trabajar con estas cosas desde la experiencia encarnada, prefirió irse.

 

Habiendo elegido dejar su cuerpo en ese tiempo, tu hijo ahora está teniendo la tremenda oportunidad de prepararse, con una sabiduría y comprensión mucho mayores, para sus metas y destino para su próxima encarnación.

 

Él volverá otra vez, en algunos años, como un maravilloso niño del “Nuevo Mundo” para dar gracia al planeta y asistir a otros. En su encarnación siguiente, el estará mucho mejor equipado emocionalmente para realizar sus sueños. Él podrá lograr las metas de la agenda de su alma con una facilidad mucho mayor de con la que habría podido hacerlo en este tiempo.

Entiende que habiendo escogido la opción de irse ahora, él podrá ascender en la próxima vida sin todos los dolores, dificultades y penas que habría encontrado si hubiera permanecido.

Y debido al gran amor que tú le has ofrecido, sosteniéndolo, le has ayudado enormemente en la recepción de esta dispensación especial para su próxima encarnación. Él está muy agradecido por el amor que le has ofrecido tan incondicionalmente mientras él estuvo en forma física.

Entiende que tu hijo está honrándote por ese amor incesantemente. Él te está asistiendo en la preparación del camino para tu regreso a casa, tu ascensión.

Porque tú amas a tu hijo tan profundamente, sin contenerte, entonces permite ahora que él dé su paso siguiente, respetando su decisión.

Desde nuestra perspectiva y la perspectiva de la agenda del alma, dejar la encarnación fue para él una decisión oportuna, correcta y positiva.

Tu hijo te ama mucho y desea de verdad verte feliz y con alegría. Tu hijo no desea que niegues tu pena sino que aceptes su partida como la mejor cosa que habría podido sucederle en ese tiempo.

 

Él está diciéndote en este momento:

“Mamá, yo sigo estando vivo y me siento mucho mejor. La vida es maravillosa aquí, y me estoy preparando para nuestra próxima reunión, que será física y tangible. No pasará mucho tiempo hasta que volvamos a vernos de nuevo cara a cara, y sabrás que nunca me he ido. Durante mi aparente ausencia de la vida física, toma este tiempo para amarte a ti misma, mucho mas que antes, y para transformarte en todo el amor que tú eres, y luego sigue avanzando hacia tu alegría y vitalidad. Ésta es tu próxima tarea.”

Tu hijo desea que contemples más que nunca tus sistemas de creencias alrededor de la experiencia de vida llamada “muerte.”

Este acontecimiento es también una oportunidad para crear, dentro de uno mismo, un nuevo salto en la conciencia como resultado de la transición al mundo siguiente.

Pregúntate: ¿existe algo llamado “muerte” o es simplemente una transición de una experiencia física a una mayor realidad? ¿Realmente “poseo” a mi hijo, o él pertenece a Dios (a lo que Es), como el resto de las almas en evolución aquí y en todas partes?

¿Era mi papel como madre ante todo apoyar y ayudar a su alma en una experiencia de encarnación en la Tierra por un tiempo, y por ello, hemos creado enlaces de amor que vivirán por toda la eternidad?

¿Mi hijo realmente “ha muerto” o está vivo y más vibrante que nunca en otro plano de consciencia? ¿Es nuestra separación permanente o una mera ilusión temporal? ¿Puedo yo elegir vivir en el amor y en el abrazo de mi Divina Presencia y realmente gozar de mi vida otra vez sin mi hijo físicamente presente en la Tierra, o elegiré experimentar dolor haciendo mayor mi pena en lugar de desapegarme y dejarlo ir?

Queridísima hermana, yo conozco tu corazón y extiendo mi amor a él profundamente. Acepta el regalo de Paz de Adama y avanza hacia tu alegría.

Piensa en la muerte del cuerpo de tu hijo como la oruga que nació a una nueva vida y se convirtió en una feliz mariposa. Conviértete tú también en una mariposa, y pronto, los dos estareis jugando, divirtiéndoos y riéndoos juntos… en el jardín de Dios.

 

Soy Adama de Telos, el padre de todos.

 

Solicita información sobre el estudio de Vidas Pasadas sin Regresión© que realizo hace tantos años y sobre el cual podrás ver ejemplos en varias de mis páginas.

Puedes adquirir el libro Vidas Pasadas-Tiempo Presente en las principales librerías virtuales del mundo e inclusive descargarte de las mismas una demo antes de decidir tu compra para leer y ver si el libro es de tu interés. Tienes diferentes opciones de formatos, tanto impreso como formato digital (para Kindle) y por lo tanto, opciones de precios también.

Vidas Pasadas en Amazon       

Vidas Pasadas en Lulu

 

 

 


http://www.marianelagarcet.info


http://www.octogonmistic.com.es


http://marianelagarcet.com

 

¿Te interesaría saber quién has sido en
Vidas Anteriores?¿crees en la Reencarnación?

entérate de una manera no invasiva,
realizando un estudio de vidas pasadas sin regresión:


 


 

¿Te gustaría saber más sobre tu potencial?¿ Tienes certeza
sobre tu profesión, tus capacidades, o cómo hacer para destacarte?

Puedes averigüarlo realizándote un estudio numerológico:






Pagina nueva 1

Aprovecha la oportunidad de comprar un libro sobre Vidas Pasadas que te
ayudará a esclarecer tus dudas sobre el tema de la reencarnación, las almas
gemelas, las experiencias de vida después de la muerte y mucho más.


Promoción especial en LULÚ

 

 

 




Post Footer automatically generated by wp-posturl plugin for wordpress.

Almas Gemelas y Almas Compañeras


Almas gemelas y almas compañeras, por Elizabet Clare Prophet

Cada uno de nosotros tiene un alma gemela -o llama gemela- con quien fuimos creados al principio. Dios te creó a ti y creó a tu llama gemela a partir de un “cuerpo de fuego blanco”. Separó ese ovoide de fuego blanco formando dos esferas del ser: una con una polaridad masculina y otra con una polaridad femenina, pero ambas con el mismo origen espiritual y patrón único de identidad.

Miles de años atrás, tú y tú llama gemela os ofrecisteis ante el Dios Padre/Madre para descender a los planos de la materia a fin de llevar el amor de Dios a la Tierra. El plan original consistía en que encarnarais unas cuantas veces, con el propósito de que cada mitad del Todo Divino aprendiera a ser el instrumento del Dios Padre/Madre.

Nuestros primeros tiempos en la Tierra fueron dichosos y, de hecho, habríamos continuado compartiendo la belleza de una relación de amor cósmico con nuestra llama gemela durante muchas encarnaciones, si hubiéramos permanecido en armonía el uno con el otro y con Dios. Sin embargo, caímos del estado de perfección al hacer mal uso de la Luz de Dios. Ése es el verdadero significado del relato del Jardín del Edén.

De haber retenido la armonía del Uno, el éxtasis de nuestro amor se habría prolongado a lo largo de nuestras vidas en la Tierra. Pero el perder la armonía – por miedo, desconfianza, o por un sentimiento de separación con respecto a nuestra Fuente- nos convertimos en víctimas de nuestro karma negativo. Separados en cuanto a vibración, y ya sin mostrar preferencia el uno por el otro, nos vinculamos con otros entablando relaciones complicadas y actitudes recíprocas de negligencia hasta que nuestra alma clamó al cielo en busca del Dios vivo…y de nuestra otra mitad.

Cada encarnación en la que anduvimos separados de nuestra llama gemela la dedicamos o bien a crear karma negativo o bien a saldar parte del que se interponía en nuestra reunificación. En ciertas ocasiones tuvimos algún tipo de relación con nuestra llama gemela -como marido y mujer, madre e hijo, padre e hija o hermano y hermana- con el propósito de desenredar los hilos negativos de energía que tejimos en nuestro subconsciente por medio del mal uso del libre albedrío.

Ahora, al finalizar este ciclo de la historia y encaminarnos hacia la era de Acuario, es el momento en que las personas que sirven a la luz en algún sendero espiritual necesitan aprender a contactar con su llama gemela. Quien promueve esta búsqueda es nuestro Yo Superior, si bien ello no se ha interpretado de manera correcta en el nivel físico. A menudo, cuando la gente se entera de que comparte una misión única con su llama gemela, empieza a buscar en el plano físico a esa alma especial en lugar de buscar la integridad dentro de sí. Ello significa dar un rodeo en el sendero de la liberación del alma. Lo que abre la puerta a encontrar y convertirse en uno con nuestra llama gemela es la relación que tengamos con Dios y con el Yo Superior.

La ley cósmica requiere que definamos en primer lugar nuestra identidad en Dios antes de que se nos revele el potencial espiritual conjunto con nuestra llama gemela. Porque hasta que ambos miembros no alcancen cierto nivel de maestría y unidad con su Yo real, normalmente son incapaces de hacer frente al peso de su karma negativo, el cual se va acrecentando por la presencia de la llama gemela. El mismo factor singular que confiere a las llamas gemelas su enorme poder espiritual -es decir, su mimético patrón de identidad- puede a la vez causar la amplificación de sus partes negativas.

Al final, cada uno de nosotros debe aprender a cambiar los patrones negativos, los metales de baja ley del ego humano, en el oro de nuestro Yo real o divino. A esto se le llama el matrimonio alquímico: el matrimonio de nuestra alma (el aspecto femenino de nuestro ser) con “el cordero” (el verdadero y perdurable yo espiritual, el aspecto masculino). El amor del amado Yo Crístico, esto es, la parte de nosotros que mantiene un contacto incesante con la Fuente -la Presencia YO SOY- es un amor incomparable. Se trata del Amado por el que los santos de Oriente y Occidente lo han dado todo.

Puede darse el caso de que tu llama gemela ya haya obtenido la liberación del alma y se haya unido a Dios; o tal vez todavía esté trabajando por conseguirlo. El lugar donde se encuentre -y cuál sea su estado de conciencia- puede ejercer una gran influencia en tu capacidad por encontrar la integridad. Puesto que ambos compartís el mismo patrón de identidad -al igual que una bola de nieve, única en todo el cosmos- la energía que emitas quedará grabada con un patron determinado. Conforme a la ley según la cual los semejantes se atraen, toda la energía que emitas irá a parar a tu llama gemela, ya sea dificultando, ya ayudándola en el sendero hacia la integridad.

Cuando envías amor o esperanza, dichas cualidades elevarán a tu llama gemela. Pero si por el contrario te sientes turbado por la frustración o el odio, también ella sentirá el peso de esos sentimientos faltos de armonía. En ocasiones, los estados inexplicables de alegría o depresión que te asaltan son los cambios de humor de tu media naranja que se graban en tu conciencia.

” En el nombre del Cristo, pido a mi bendita Presencia YO SOY y a la de mi llama gemela que nuestros corazones sean sellados como si fueran uno para la victoria de nuestra misión dedicada a la humanidad. Invoco la luz del Espíritu Santo para que consuma todo el karma negativo que limita la total manifestación de nuestra identidad divina y la realizacion de nuestro plan divino “.

Al decir estas palabras, aun cuando vivaís por separado en distintas esferas, podréis uniros espiritualmente en planos superiores y dirigir la luz a la vida de cada uno y a la de vuestra respectiva llama gemela para saldar su karma. Ese contacto interno aumenta la luz y el logro que cada uno tiene y libera el impresionante poder de la polaridad de tu amor, facultándote para permanecer imperturbable ante los conflictos que inevitablemente aparecerán a las puertas de quienes osen defender el amor.

De todos modos, no todos los amores bellos y satisfactorios para el alma califican a las llamas gemelas. Existe también el amor de almas cercanas y afines llamadas almas compañeras.

Un alma compañera es distinta de una llama gemela. Las primeras se unen porque se esfuerzan por dominar el mismo tipo de karma y desarrollar las energías del mismo chakra. Así, la atracción entre almas compañeras se basa en la labor sagrada y en el sendero de automaestría. Un alma compañera es algo parecido a la réplica de uno mismo en la materia trabajando en la misma labor con el fin de ejecutar un proyecto original para Dios.

María y José, los padres de Jesús, eran almas compañeras que compartían la responsabilidad de alimentar al Cristo que había dentro de su hijo. Sus respectivas llamas gemelas se hallaban en esferas superiores de luz manteniendo el armonía de la misión que ambos estaban llevando a cabo. Muchas personas que todavía están saldando karma y se encuentran en el sendero espiritual son atraídas hacia sus almas compañeras para realizar un dharma o una labor sagrada que comparten.

Aparte de las llamas gemelas y las almas compañeras, hay otro tipo de relación que solemos ver en un matrimonio: el kármico. En este caso, los dos miembros son atraídos el uno al otro para saldar el karma que les vincula. Estos matrimonios acostumbran a ser difíciles pero son importantes a la hora de obtener maestría en el sendero espiritual. Marido y mujer cosechan asimismo el buen karma de patrocinar y alimentar a sus hijos.

Algunos de esos vínculos matrimoniales ofrecen la oportunidad de reparar graves delitos de asesinato, traición o un odio extremo. En ocasiones, el único modo que tenemos de superar el registro de ese odio es a través del intenso amor que se manifiesta en una relación entre marido y mujer.

Dondequiera que se encuentre tu llama gemela, aunque sea un ser cósmico, necesita tu apoyo y tu amor. Porque, si tu estado vibracional es negativo, puedes estar impidiendo la actividad o servicio de un maestro ascendido, un ángel o alguien encarnado que esté luchando por la libertad, alguien que se haya alzado contra la opresión en la China o que se halle postrado en un hospital psiquiátrico, intubado y en estado vegetal.

Necesitas estar listo para encontrar a tu llama gemela. Te hace falta tener mucho autocontrol.

Tienes que amar el amor lo bastante como para respetarlo, mantener la paz y la armonía cuando los antiguos registros de conflictos del pasado salgan a la luz.

Tienes que aferrarte a tu sueño, sellar esas palabras desagradables, las críticas despiadadas, las respuestas cortantes y ofensivas, cualquier cosa que rompa en mil pedazos la matriz del regalo más hermoso que la vida te dará: el amor perfecto.

Una llama gemela no busca a alguien de quien cuidar. Una llama gemela busca tu integridad para complementar la suya a fin de que cuando, esteis juntos formando un circulo completo de Alfa y Omega, podeis servir a la vida que está necesitada, a otros que todavía no han descubierto la ley de su unidad.

Así, en cuanto te percates del hecho de que estás incompleto en algún aspecto, de que te falta tal o cual cosa, debes enlazarte con la matriz superior de tu integridad que existe y que se encuentra a niveles internos. Es la integrada de tu Yo crístico, la integridad de tu Presencia YO SOY, y tu unión total y eterna, divina, con tu llama gemela.

Tienes que afirmarla ahora mismo.

Debes tener una sensación de paz acerca de la integridad presente; y puedes tenerla porque existe ahora mismo en Dios allí donde te encuentres.

Cuando sientes esa paz, sólo entonces tienes algo que ofrecer a alguien, a la vida.

Cuando te envuelve la paz de la integridad, sólo puedes atraer de todas partes de los cielos más de esa integridad, más de la confirmación de lo que sabes que eres y de lo que eres en realidad.

Así que, cuando sientes que estas llenando la matriz, que tarde o temprano vas a saciar ese apetito, afirmas en presente: “Estoy colmado. Estoy lleno de luz”.

Con esta afirmación, con esa actitud divina respecto a tu estado, atraerás a cada persona, cada situación y cada circunstancia en tu vida, necesarias para la realización del designio cósmico, el cual puede o no incluir a tu llama gemela; aunque de todos modos no importa porque tú eres tu llama gemela.

“Mi Padre y yo somos uno:

Mi Madre y yo somos uno.

Mi llama gemela y yo somos uno.

¡Somos uno aquí y ahora!”.

Y nunca estás solo.

Eso es lo que todo el mundo busca en la vida; la persona que es íntegra y sabe que lo es, que utiliza su integridad para transmutar los deseos y carencias en el plano físico, los últimos vestigios del karma, y toda la diversidad de situaciones humanas que quedan pendientes de resolver en nuestra vida.

Esa es la clave de la unión con tu llama gemela. Y pienso que aquella afirmación de Ser es el punto de partida de una eterna felicidad.

Por tanto, recuerda: la simple carencia de alegría, de felicidad, puede estar privándote, desde el punto de vista externo, de más de cuanto jamás puedas soñar. Así que, tan pronto como te dejes caer en un estado de tristeza, de lástima de ti mismo, por leve que sea, o de mal humor, en ese preciso instante ten presente que tal vez hayas perdido la chispa de contacto con tu llama gemela.

Tu llama gemela no merece tener que presenciar tu mal humor, tu lástima o tus caprichos. Si eres capaz de entender la llama gemela como tu complemento divino, y respetas a Dios en tu vida, observate y di:

“Puede que no me lo merezca ahora, pero dentro de una hora sí lo mereceré. Voy a ser una persona nueva, de manera que seré irresistible a los ojos de Dios, de los ángeles, de los Maestros. Caminarán y hablarán conmigo. Se sentirán a gusto en mi casa. Y mi llama gemela me buscará y me encontrará”

Así pues, elige quien eres. Decide lo que vas a hacer. Pregunta a Dios. Y luego sal en busca de aquellos individuos que van a formar parte de tu equipo -tu karma de grupo- para servir al mundo.

Pongamos manos a la obra.

Solo al actuar es cuando hallamos a Dios:
Dios en nosotros y en nuestra llama gemela.

Puedes hacer un llamado a Dios, Enséñame quien es mi llama gemela.

La llama gemela o el amor perfecto, nace del ovoide de fuego blanco original. Este es un ovoide de Luz en el cual eres creado en el Gran Sol Central, la concentración más elevada de Espíritu puro en el universo. Dios toma el ovoide y crea dos esferas de luz. Y cada esfera se parece al cuerpo causal en la porción superior de la Grafica de Tu Ser Divino. Así que imagínate esta gráfica en doble. Descendiendo de estas esferas a la Materia, entonces, salen dos almas que son la contraparte de las esferas espirituales. Se llaman llamas gemelas porque salieron del ovoide único original. La Presencia Electrónica de cada alma es una copia exacta de la otra. Y cuando descienden a la forma, una toma la polaridad positiva o masculina y la otra toma la polaridad negativa o femenina. Ahora, ese ovoide tiene un patrón singular. Es un patrón electrónico. Solamente tú y tú llama gemela lo tienen. Lo tienen en el Espíritu. Tienen la imagen divina en la cual fueron creadas. Es la misma imagen. Nadie más en todo el cosmos puede reclamar esta unión contigo porque solamente naciste una vez espiritualmente.

Así que todos comenzamos en las eras doradas hace mucho tiempo con la persona perfecta, la llama gemela, pero entonces empezamos a crear karma. El karma es la energía o conciencia en acción; la ley de la causa y el efecto y de represalia. También llamada la ley del círculo que decreta, que cualquier cosa que hagamos regresa a su punto original para resolverse. Pablo dijo: Lo que el hombre siembra, eso también cosecha. Newton observó que para cada acción hay una reacción igual y opuesta. La ley del karma exige la reencarnación del alma hasta que todos los ciclos kármicos se equilibren. Así, de una encarnación a otra el hombre determina su destino por medio de sus acciones, incluyendo sus pensamientos, sentimientos, palabras y obras.

Descendimos a las octavas inferiores y nos separamos de nuestra llama gemela. Perdimos esa manifestación física de nuestra contraparte en el cielo, y empezamos a crear obligaciones con otra gente. Y esta es la razón por la cual nos casamos con personas diferentes en cada encarnación. Algunas son almas compañeras, algunas son relaciones karmicas. Y ojalá saquemos el mejor provecho de ello y compartamos ese amor que logrará un propósito particular y también saldará karma. La ley del karma exige que regresemos y cumplamos nuestras responsabilidades primero. Siempre es nuestra primera obligación. Puede separarte de tu llama gemela por muchas encarnaciones. Y la meta es equilibrar ese karma, purificarse en el Sendero del Espíritu Santo, lograr la unión con Dios, con la llama gemela, y escalar la escalera de la vida hasta la Fuente de donde llegaste. Y esa es la historia larga de la Palabra perdida que se encuentra de nuevo.

Un alma compañera es una persona con la cual puedes haber trabajado por muchos siglos en la misma misión o en la misma iniciación de los chakras, algún sendero paralelo al desarrollo del alma. Y aunque puede haber una gran atracción y vinculo entre almas compañeras, fundamentalmente, en el sentido final, la puedes definir mas como una relación entre hermano y hermana, a pesar de que almas compañeras pueden tener matrimonios fabulosos y una gran unión de corazones. Existe el sentido de que somos compañeros, somos peregrinos en el sendero juntos, y lo que estamos haciendo tiene que hacerse juntos. Se pueden unir en varias encarnaciones, y pueden sentir un gran vínculo. Pero si meditas a niveles internos, sabes que esa relación no es tan elevada o tan profunda como la que existe con la persona que es tu contra-parte directa ? la llama gemela que has conocido como tu otro ser desde el primer momento de tu creación en el Gran Sol Central.

Solamente tienes una llama gemela. Pero puedes tener hermanos y hermanas en varias partes con las que estás trabajando. Digamos que en esta encarnación tu elección al igual que tu tarea es amaestrar la música. Probablemente te reunirás con muchos músicos, y puedes encontrar a alguien que es un colega y un compañero con el cual puedes compartir no solo tu amor por la armonía, sino una verdadera comunión a nivel del alma en esa frecuencia y chakra de uno de los siete rayos. Y hay una bendición que llega debido a tu esfuerzo desde la Presencia YO SOY de ambas llamas gemelas – tu llama gemela y la llama gemela de esa persona. Así que eso es lo que es una alma compañera- alguien que puedes amar y respetar y con quien puedes compartir verdaderamente. Un alma compañera tiene que ver con el chakra de la sede del alma, ese chakra que está justo arriba del chakra de la base. La conexión es más bien una evolución paralela y mutua en lugar de una basada en orígenes. Es una experiencia bendita el tener a alguien como un amigo (alguien en quien puedes confiar y que también confía en ti) con quien compartir un serio compromiso a una causa en común y al mismo tiempo, una devoción tierna.

Bueno, este es un momento muy propicio para encontrar a la llama gemela, porque este es el deseo de la Gran Hermandad Blanca al patrocinar almas en el sendero de la liberación del alma, de que te reúnas con tu contraparte para una mayor realización de la verdadera libertad de ser quien eres en Dios- en sus cuerpos causales unidos. También, debido a que estamos en el final de la era de Piscis, suponemos estar balanceando nuestro karma. Y así, puede que pasemos por matrimonios kármicos; podemos pasar por el matrimonio con el alma compañera. El final de Piscis es el momento de equilibrar mucho karma, y es por esto que el pensar de la gente a cerca de las relaciones ha cambiado tan radicalmente en décadas recientes, porque la gente tiene la necesidad de interactuar y saldar deudas viejas y, seguir buscando para encontrar la expresión complementaria más elevada de su ser en la búsqueda del sendero espiritual.

Hay un aumento en la intensidad del interés acerca de las llamas gemelas hoy en día debido a que es la relación que te permite cumplir la mayor porción de tu destino flameante. Dios sabe esto. Dios está patrocinando la verdadera relación de llamas gemelas y de almas compañeras hoy en día porque en el principio Dios nos creo para amarnos unos a otros como Él nos amó en un principio.

Primero debes buscar la unión con tu Presencia YO SOY y Ser Crístico. Esa es la polaridad interna. Esa es la unión más grande, más profunda y de mayor gozo que puedes experimentar. Esta es la meta del sendero. Cuando logras unión con tu Realidad Divina, también estas entrando en la unión más cercana con el centro de fuego blanco de tu ser, por medio del cual encuentras al que fue el único que estuvo contigo en el principio. Tu relación con tu llama gemela originalmente comenzó en este ovoide gigante de fuego blanco que se partió en dos esferas de identidad Divina.

Ahora, puedes desarrollar una polaridad en lo humano con tu llama gemela, con una alma compañera o con cualquier persona. Has tenido experiencias en muchas vidas que pueden hacerte sentir atraído a personas que conozcas a lo largo de tu vida. Pero solamente la polaridad que viene del ovoide fogoso, de esa Presencia Electrónica, es la de tu llama gemela. Y la profundidad de la unión de las llamas gemelas existe en las mismas profundidades del ser de Dios. Así que el verdadero sendero y la verdadera búsqueda es por la unión con Dios, porque la razón por la cual estamos separados de nuestra llama gemela en el tiempo y el espacio es que a través de nuestras encarnaciones en el plano físico, nos hemos apartado de nuestra Unión original y nos hemos enredado en otras relaciones y en otro karma.

Así que puedes sentir un anhelo y una soledad dentro de una multitud debido a que no puedes encontrar a la otra mitad de tu ser espiritual.

Pero, puedes estar sentado junto a tu llama gemela y ni siquiera saberlo, debido a que, al haber salido de las octavas de luz y al estar separados por tantos miles de años, ni siquiera se reconocen a través de los velos de karma. Y esta es la gran tragedia de buscar y buscar y no darse cuenta que la llama gemela es, místicamente, uno mismo. Y si uno no se ha encontrado espiritualmente, uno no va reconocer que “Uno solo, para que sea mío”, como dice la canción. Ahora, si tu llama gemela esta ascendida, siendo ya una con su Presencia YO SOY, tienes la tendencia a sentirte más completo porque la llama gemela ha logrado la unión divina.

Si tú llama gemela tiene el mismo logro tuyo y si esta en encarnación, puedes buscarla. Si tu llama gemela tiene un logro inferior, y esta más conectada con las cosas del mundo, puedes sentir una gran división en ti mismo, amas el Sendero pero que tienes que sumergirte en el plano astral porque en alguna parte, en toda esa condición temporal e ilusoria, se encuentra la otra mitad de ti mismo y a la cual te sientes dedicado a salvar y a elevar.

Bueno, la mayoría de la gente tiene una colección de cualidades buenas y malas. Y básicamente, tomamos decisiones acerca de nuestras relaciones basadas en lo que podemos tolerar en una persona dado el hecho de que hay un amor mayor que nos ata. Ahora, determinar quien es tu llama gemela por sus cualidades buenas y malas no es un método seguro porque, el conocimiento de la llama gemela es algo muy interno. Y es casi mejor cegarse a uno mismo y apagar los sentidos y seguir la llama del corazón.

(Extractos de “Almas gemelas y Almas compañeras” de Elizabet Clare Prophet)

COMENTARIO DE ELISA DE GOUVEIA

¿Cómo reconocer al alma gemela?

Dentro del misticismo siempre se ha hablado del cómo reconocer al alma gemela, algunos mencionan que se les reconoce por el brillo en los ojos, otros por la paz y emoción que se siente al conocer a una persona determinada e incluso hay quienes han tenido experiencias de regresiones en la cual el consultante a podido ver a una persona que la ha acompañado a los largo de sus diversas encarnaciones, sin embargo más que hablar de la forma de “reconocerla” me quiero referir al sentir de estas almas.

Las almas gemelas en sus relaciones están libres de sentimientos como la angustia, los celos, la dependencia, la posesión y una larga lista de sentimientos que vienen acompañados en muchas relaciones de pareja. Encontrar un alma gemela significa un amor incondicional tan grande que quien lo vive vibra en una frecuencia elevada, no manifiesta sentimientos erróneos sino más bien se alegra y emociona inmensamente al tener la posibilidad de encontrar a ese ser.

Son momentos de una felicidad tan grande que no importa el no tener “una relación de pareja” pudiendo ser sólo amistad, pero una que llena cada espacio del ser. He escuchado relatos de quienes aseguran haber reconocido a su alma gemela y todos coinciden en lo mismo: “es el amor en su máxima expresión” no genera odio, ni relaciones conflictivas, ni celos. Sólo genera amor, sentimiento que logran conocer quienes tienen un nivel de conciencia superior.
También en diversos textos se menciona cómo algunos no están preparados vibratoriamente para conocer a su alma gemela, otros pueden conocerla y vivir ciertas experiencias juntos para luego separarse y otros simplemente jamás se encuentran en una encarnación o simplemente no se reconocen.

Conocer a tu alma gemela y ambos vibrar en la misma frecuencia solo provocaría una cosa “el amor en toda su expresión”.

Brian Weiss escribió en su texto “almas gemelas” algo que me parece bueno compartir: “Cuando mires a los ojos a otra persona, a cualquiera, y veas tu propia alma reflejada, entonces sabrás que has alcanzado otro nivel de conciencia”.

Almas gemelas y almas compañeras, por Elizabet Clare Prophet

GHB – Informacion difundida por http://hermandadblanca.org/

Solicita información sobre el estudio de Vidas Pasadas sin Regresión© que realizo hace tantos años y sobre el cual podrás ver ejemplos en varias de mis páginas.

Puedes adquirir el libro Vidas Pasadas-Tiempo Presente en las principales librerías virtuales del mundo e inclusive descargarte de las mismas una demo antes de decidir tu compra para leer y ver si el libro es de tu interés. Tienes diferentes opciones de formatos, tanto impreso como formato digital (para Kindle) y por lo tanto, opciones de precios también.

Vidas Pasadas en Amazon

Vidas Pasadas en Lulu

 


http://www.marianelagarcet.info


http://www.octogonmistic.com.es


http://marianelagarcet.com

 

¿Te interesaría saber quién has sido en
Vidas Anteriores?¿crees en la Reencarnación?

entérate de una manera no invasiva,
realizando un estudio de vidas pasadas sin regresión:


 


 

¿Te gustaría saber más sobre tu potencial?¿ Tienes certeza
sobre tu profesión, tus capacidades, o cómo hacer para destacarte?

Puedes averigüarlo realizándote un estudio numerológico:






Pagina nueva 1

Aprovecha la oportunidad de comprar un libro sobre Vidas Pasadas que te
ayudará a esclarecer tus dudas sobre el tema de la reencarnación, las almas
gemelas, las experiencias de vida después de la muerte y mucho más.


Promoción especial en LULÚ

 

 

 




Post Footer automatically generated by wp-posturl plugin for wordpress.