Posts in Category ‘vida y muerte’

Sobre el momento de la Muerte



Frase 79

Elisabeth Kübler-Ross
(Zúrich, 1926 – Scottsdale, Arizona, 2004).
Psiquiatra suizo-estadounidense, una de las mayores expertas mundiales en el tema de la muerte
La Dra. Elisabeth Kubler-Ross (1926-2004) fue una de las primeras personas en estudiar honestamente la relación que tenemos con la muerte. Ella ha sido una de las más famosas expertas en materia de la muerte y trabajó con miles de pacientes terminales.

 

Estudió 20,000 casos de gente de todo el mundo quienes habían sido declarados clínicamente muertos y quienes después habían regresado a la vida. Algunos habían naturalmente y otros fueron reanimados.

A continuación tenemos un resumen con sus propias palabras, tomado de su libro On Life After Death sobre los aspectos más importantes de lo que sucede al momento de morir, a manera de incrementar nuestro conocimiento sobre esto y así, lograr obtener una mayor tranquilidad al pensar en el momento de nuestra muerte o la de nuestros seres queridos y alcanzar una diferente percepción de la vida misma.

“La experiencia de morir es casi idéntica a la experiencia del nacimiento. Es el nacer a una forma diferente de existencia la cual puede ser probada de forma muy simple.
Por miles de años te hicieron creer en las cosas del más allá. Pero para mí, ya no se trata de creer sino de saber”.

 

Una mariposa que emerge…

Existen tres etapas al momento de la muerte. El fallecimiento del cuerpo humano es idéntico a lo que sucede cuando una mariposa emerge de su capullo.
El capullo puede compararse al cuerpo humano, pero no es idéntico a tu ser real, sino que se trata solamente de la casa donde vive por un tiempo.
Morir es mudarse de una casa a otra mucho más bella.

Tan pronto como el capullo se encuentra en condiciones irreparables, la mariposa será liberada.
En esta segunda etapa, el ser humano se alimenta de energía psíquica. Tan pronto como tu alma deja tu cuerpo, te das cuenta inmediatamente de que puedes percibir todo lo que sucede en el lugar donde falleciste.
Sin embargo, no te encuentras registrando todos estos eventos mediante tu conciencia terrena, sino con otra clase de conciencia nueva.
Puedes enterarte de lo que los demás dicen exactamente, de lo que piensan y de cómo actúan.

En esta segunda etapa el que ha fallecido también se dará cuenta de que se encuentra completo nuevamente.
Personas que eran ciegas, pueden ver de nuevo, y gente que no podía escuchar y hablar, puede hacerlo otra vez. Aquéllos de mis pacientes que sufrían de esclerosis múltiple, me decían llenos de alegría después de que regresaban de una experiencia cercana a la muerte “Dr. Ross, podía bailar de nuevo”.
Hicimos un experimento con gente ciega: Aquéllos que tuvieron una experiencia “fuera de su cuerpo” y regresaron, te podían contar en detalle qué colores y qué joyería llevabas si estabas presente en el momento.

Nadie muere solo

En esta segunda etapa notarás que nadie muere solo.
Cuando uno deja su cuerpo físico, uno no puede hablar más en términos de tiempo, espacio o distancia en el sentido común porque éstos son un fenómeno terrenal.
En este sentido, uno se da cuenta de que nadie muere solo porque el difunto es capaz de visitar a quien desee.
Además, existe gente esperando por ti que fallecieron antes que tú, quienes te quieren y aprecian bastante.

Lo que la iglesia les enseña a los niños pequeños sobre los ángeles de la guarda está basado en un hecho. Existen pruebas de que cada ser humano, desde su nacimiento hasta su muerte, es guiado por una entidad espiritual. Todos tenemos dicha guía espiritual, creamos en ella o no. Algunos niños pequeños los conocen como “amigos imaginarios”.
Una paciente mía, ya anciana llegó a decirme: “Él está de nuevo aquí. Cuando era niña, él estaba siempre conmigo, pero me había olvidado completamente de que existía”.
Ella fallece un día después, llena de dicha sabiendo que alguien que la quiere la está esperando…

En general, la gente que está esperando por nosotros en el otro lado son aquéllos quienes más nos quieren.
En los casos de niños muy pequeños, cuyos padres, abuelos y otros parientes cercanos todavía viven, son recibidos por sus ángeles de la guarda, o por Jesús o alguna otra figura religiosa.
Nunca he conocido ningún niño protestante que sea recibido por la Virgen María, pero ha sido percibida por muchos niños católicos.
Esto no es debido a una cuestión de discriminación, sino que simplemente eres recibido por personas significativas para ti.

Todos encuentran el cielo que han imaginado

Antes de que salgas de tu cuerpo físico para realizar la metamorfosis hacia la forma que tendrás por toda la eternidad, pasas por una etapa que se encuentra totalmente impregnada con imágenes terrenas.
Puede ser que te encuentres flotando a través de un túnel, pasando por una gran puerta o cruzando un puente.
Todos encuentran el cielo que han imaginado.

El más grande, indescriptible
e incondicional amor

Después de que has atravesado este túnel , puente o puerta, te encuentras al final de él rodeado por luz.
Esta luz es más blanca que el blanco. Es muy brillante, y cada vez que te aproximas más a ella, te sientes más y más envuelto por el más grande, indescriptible e incondicional amor que te hayas podido imaginar.

Si alguien está teniendo una experiencia cercana a la muerte, le es permitido ver esta luz sólo por un breve instante. Después de esto, debe regresar. Pero cuando mueres realmente, la conexión entre el capullo y la mariposa se rompe.

Después de esto, no es posible regresar a tu cuerpo terrenal. Pero tú no querrías regresar a él de cualquier manera, porque después de ver la luz nadie quiere regresar. En esta luz, tú experimentarás por primera vez lo que el hombre pudo haber sido. Aquí se encontrarás entendimiento sin juzgar, y amor incondicional.

En esta presencia, tú sabrás que toda tu vida en la tierra no fue más que una escuela a la que tuviste que asistir para poder pasar ciertas pruebas y aprender lecciones especiales.

Tan pronto como has finalizado esta escuela y aprendido tus lecciones, será permitido que regreses a casa, que te gradúes!

La mayor lección de todas

Algunas personas preguntan: “¿Por qué los niños pequeños mueren?”

La respuesta es simple.

Ellos aprendieron en un período muy corto lo que uno tiene que aprender, lo cual pueden ser diferentes cosas.

Hay una cosa que todos tienen que aprender antes de regresar y es el amor incondicional.

Si tú has aprendido y practicado esto, has aprendido la mayor lección de todas.

En esta presencia de luz, tienes que voltear a ver lo que fue de tu vida desde el primer día hasta el último.
Con esta visualización de tu vida has alcanzado la tercera etapa.
Conocerás en detalle cada pensamiento que tuviste, recordarás cada palabra, cada acto.

Esta recapitulación es sólo una pequeña parte de tu conocimiento porque en este momento también conocerás todas las consecuencias resultantes de cada uno de tus pensamientos, palabras y actos.

Dios es amor incondicional. Durante esta revisión de tu vida terrena no culparás a Dios por tu destino, sino que te darás cuenta de que tú mismo fuiste tu peor enemigo, debido a que te acusarás a ti mismo de haberte negado tantas oportunidades para crecer.

 

 

Ahora sabrás que hace mucho tiempo, cuando tu casa se quemó, tu hijo murió, tu esposo se lastimó, todas esas tragedias fueron solamente oportunidades para crecer: para crecer en entendimiento, en amor, en todas esas cosas que tenemos que aprender.

Todos hemos sido creados para vivir una muy simple, bella y maravillosa vida. Mi más grande deseo es que comiences a ver la vida de manera diferente.

Si aceptas tu vida como algo para lo que fuiste creado, ya no volverás a cuestionar cuáles vidas son prolongadas y cuáles no.

Mi deseo es transmitir a cuanta gente sea posible un poco más de amor.

Piensa en todos los regalos costosos que regalas en Navidad, realmente dudo que sea necesario… Amor incondicional sería más apropiado.

Existen 20 millones de niños muriendo de hambre en el mundo. Piensa en toda la gente pobre…

Reparte tus bendiciones…de esta manera, cuando las tormentas azoten tu vida, piensa en aquéllas personas a las que ayudaste como un regalo para ti mismo…por toda la fortaleza que te dieron y las enseñanzas que te transmitieron.”

Bibliografía:
Küubler-Ross, Elisabeth.
On Life after Death.
Ed. Celestial Arts. U. S. A: 1991.
Págs: 2-14.
Traducción: Diana Cantú

 

Encontrarás sobre este tema y muchos otros  en el libro “Vidas Pasadas-Tiempo Presente” de Marianela Garcet

o bien, si te interesa saber sobre tus vidas pasadas, solicita información  .

 

 


http://www.marianelagarcet.info


http://www.octogonmistic.com.es


http://marianelagarcet.com

 

¿Te interesaría saber quién has sido en
Vidas Anteriores?¿crees en la Reencarnación?

entérate de una manera no invasiva,
realizando un estudio de vidas pasadas sin regresión:


 


 

¿Te gustaría saber más sobre tu potencial?¿ Tienes certeza
sobre tu profesión, tus capacidades, o cómo hacer para destacarte?

Puedes averigüarlo realizándote un estudio numerológico:






Pagina nueva 1

Aprovecha la oportunidad de comprar un libro sobre Vidas Pasadas que te
ayudará a esclarecer tus dudas sobre el tema de la reencarnación, las almas
gemelas, las experiencias de vida después de la muerte y mucho más.


Promoción especial en LULÚ

 

 

 




Post Footer automatically generated by wp-posturl plugin for wordpress.

Más allá de las Vidas Pasadas


 

ADN cosmico 4

 

Se me dijo que este sería el lugar a donde a iría cuando se produjese el momento de su ascensión, cuando dejara este plano, cuando haya cumplido con las cosas que había venido a aprender, y también a enseñar.

Esto significaba que ya no reencarnaría, sino que se fusionaría con su Ser Superior para cumplir la vida que ya estaba llevando en un futuro de modo multidimensional.

De allí la gran ansiedad por lograr cosas, como si el tiempo corriera demasiado deprisa para él. Siempre percibía en esta persona, una gran necesidad de vivir intensamente y muy aceleradamente toda su vida, pues parecía sentir que le faltaba tiempo, y el mismo  era muy acotado para cumplir en este plano.

 

logo1

©Marianela Garcet

Del libro: Vidas Pasadas- Tiempo Presente, de Marianela Garcet

Encuentra este y todos los libros de Marianela Garcet en

ANGELSWORDS

Y

LULÚ (librería Virtual)

descarga una demo gratuita

 


http://www.marianelagarcet.info


http://www.octogonmistic.com.es


http://marianelagarcet.com

 

¿Te interesaría saber quién has sido en
Vidas Anteriores?¿crees en la Reencarnación?

entérate de una manera no invasiva,
realizando un estudio de vidas pasadas sin regresión:


 


 

¿Te gustaría saber más sobre tu potencial?¿ Tienes certeza
sobre tu profesión, tus capacidades, o cómo hacer para destacarte?

Puedes averigüarlo realizándote un estudio numerológico:






Pagina nueva 1

Aprovecha la oportunidad de comprar un libro sobre Vidas Pasadas que te
ayudará a esclarecer tus dudas sobre el tema de la reencarnación, las almas
gemelas, las experiencias de vida después de la muerte y mucho más.


Promoción especial en LULÚ

 

 

 




Post Footer automatically generated by wp-posturl plugin for wordpress.

La muerte y el más allá


La muerte y el más allá

Jeshua canalizado por Pamela Kribbe

paisaje violeta

Queridos amigos, amados ángeles de luz, yo los saludos a todos ustedes.

Es desde el corazón de la energía Crística que yo, Jeshua, abro mis brazos y les extiendo mi saludo.

Amados ángeles, sepan que son apreciados. Sepan que son amados incondicionalmente, incluso ahora mientras residen en un cuerpo de carne y hueso, un cuerpo mortal. Incluso mientras viven dentro de los límites de este hogar temporal, ustedes aún son una parte incondicional de Dios, el Hogar que ustedes tanto añoran. En realidad ustedes nunca han dejado el Hogar, sin embargo no reconocen la llama eterna que permanece encendida por siempre dentro de su ser. Entren en contacto con esa luz en este momento, apréciense, sepan quiénes son. Una luz arde dentro de ustedes, tan hermosa y pura. ¿Cómo pudieron llegar a dudar?

Hoy hablamos acerca de la muerte. Existe mucho miedo respecto a la muerte. Miedo a la aniquilación, miedo al olvido, miedo a ser devorado por el gran agujero negro asociado a la muerte. Como tan a menudo es el caso en la dimensión terrestre, ustedes tienden a poner las cosas al revés y a presentarlas exactamente del modo opuesto a como realmente son.
En realidad la muerte es liberación, un regreso, una remembranza de quiénes en realidad ustedes son.

Cuando llega la muerte ustedes sin esfuerzo regresan a su estado natural del ser. Su conciencia se mezcla con la llama de luz que es su verdadera identidad. Las cargas terrenales se levantan de sus hombros. Residir dentro de un cuerpo físico les impone limitaciones.
Es verdad que ustedes eligieron sumergirse en este estado de limitación debido a las posibilidades de experimentar que tenía para ofrecerles. De todos modos ser restituido a su estado angelical natural es una sensación de arrobamiento.
El ángel dentro de ustedes ama volar y ser libre, investigar libremente la miríada de mundos que constituyen el universo. Hay tanto por explorar y por experimentar. Una vez que ustedes nacen en un cuerpo terrestre, más o menos pierden contacto con esta libertad angelical y sensación de estar sin límites.

Por favor únanse a mí ahora, a medida que regresamos al momento justo antes de sumergirse en su encarnación actual. En un nivel interior ustedes se permitieron comenzar esta vida terrestre. Fue una elección consciente.
Tal vez ustedes han olvidado esto, y ocasionalmente se sienten dudosos en cuanto a si realmente quieren estar aquí.
Aún así hubo un momento en el cual ustedes dijeron “sí”. Ésta fue una elección valiente.
Es un acto de enorme coraje canjear su libertad angelical y sensación de ausencia de limitación por la aventura de volverse humano, de volverse mortal. Esa aventura sostiene una promesa que hace que todo sea valioso. Sientan el “¡sí!” que alguna vez salió de su alma.
Recuerden también ser halados hacia la Tierra. Sientan cómo ustedes se conectaron a la realidad de la Tierra, y sientan el momento en que descendieron al embrión dentro del útero de su madre. Ustedes pueden notar que hay una pesadez rodeando al planeta Tierra, un cierto colorido gris o densidad.

Hay mucho sufrimiento en la Tierra. El dolor, la pérdida, el miedo, los pensamientos negativos son parte de la atmósfera colectiva de la Tierra. Y eso es por lo que ustedes, como un alma recientemente encarnada, pasaron. Su luz encontró por sí misma un camino a través de esta oscuridad y al hacerlo así un inevitable velo de ignorancia calló sobre su consciencia angelical original.
Sientan la tristeza de ese evento, y detrás de él, su coraje y valentía. Ustedes fueron determinados: “Voy a hacerlo. Una vez más voy a arraigarme dentro de esta realidad terrestre, para encontrar mi propia luz, para reconocerla, para redescubrirla, y para transmitirla a este mundo que la necesita tanto.”

Sí, ha sido un salto a la ignorancia. Olvidando temporalmente quiénes son, no recordando que su estado libre del ser es parte de ser humano. Ustedes olvidan que están a salvo y son libres, sin importar donde estén. Siendo humanos, ustedes empiezan a reclamar esa sensación natural de libertad y de seguridad. En su búsqueda pueden llegar a ser engañados por poderes que parecen ofrecerles lo que ustedes están buscando, pero en realidad los están volviendo dependientes de algo externo a ustedes. Pueden depender de juicios que vienen de afuera de ustedes, diciéndoles cómo comportarse para ser amados. Estas imágenes falsas del Hogar, estos sustitutos, tienden a entristecerlos y a deprimirlos. En verdad, el viaje hacia abajo del cielo a la Tierra ha sido uno arduo. La muerte, sin embargo, los trasporta de regreso al plano del amor y de la seguridad eterna. Es al morir que ustedes se rinden a quienes siempre han sido. Si mueren conscientemente, si pueden aceptar la muerte y rendirse a ella, morir pasa a ser un acontecimiento alegre.

¿Qué sucede cuando ustedes mueren? Antes de morir ustedes pasan por una etapa de despedir y liberar.
Es una fase en donde dicen adiós a la vida terrenal, a sus seres queridos. Esto puede ser difícil, sin embargo al mismo tiempo les ofrece la posibilidad de reflejar profundamente quienes ustedes son, y lo que han aprendido y realizado en la Tierra durante su vida. En la aflicción que pueden sentir por dejar a sus seres queridos, siempre se torna tan claro lo que los conecta a ustedes con ellos.
Es un lazo de amor que es inmortal. Este lazo es tan poderoso que sin esfuerzo pasa a través del límite que es la muerte. El amor es una fuente inagotable, dando origen a nueva vida eternamente.

No teman perder a sus seres queridos, porque es en el momento de decir adiós que los límites de amor incondicional son reforzados y obtienen nueva vida.

Porque es cierto: cuando parten en amor, se volverán a encontrar. Se hallarán nuevamente uno al otro, sin esfuerzo, porque el camino más corto hacia otro siempre sigue siendo el camino del corazón.

Si ustedes tienen seres queridos que han fallecido, pueden estar seguros de que están cerca de ustedes al nivel del corazón. Sientan su presencia, porque ellos están aquí entre nosotros, extendiéndoles sus saludos. Ellos se sienten privilegiados y libres. Están librados de la duda que azota a tantos en la Tierra y ellos ansían compartir con ustedes el amor y la bondad que están disponibles para ustedes en todo momento.

Aquellos que quedan atrás a menudo asocian la fase anterior a la muerte de sus seres queridos con sentimientos de tristeza y pérdida. Es natural lamentar la partida de un ser querido; es natural extrañar y añorar la presencia física del ser querido.
Sin embargo, los alentamos a tratar y a sentir que con su partida se abre un portal hacia una nueva dimensión, una dimensión donde la comunicación es de una naturaleza tan pura, tan clara y tan directa que se eleva sobre los métodos de comunicación comúnmente usados en la Tierra.
Ustedes pueden tener una comunicación directa con un ser querido después que él muere
, desde vuestro corazón a su corazón. De este modo, una vez que ustedes se comunican honestamente y abiertamente con el otro, la idea falsa que solía estar entre ustedes puede ser aclarada fácilmente. Su mensaje será recibido, siempre.

Una vez que ustedes mismos hayan muerto, verán a la gente que está viviendo en la Tierra desde una perspectiva diferente. Serán más tolerantes, mansos y se encontrarán con un sentimiento de sabiduría incrementada.
No van a estar de repente completamente equilibrados, porque hay emociones y sentimientos que se llevan con ustedes y que necesitan tratar. No van a ser perfectos u omniscientes una vez que dejen la vida física. Y en realidad eso no está tan mal, ¡porque de este lado aún hay mucho que experimentar y descubrir! Aún así, en la mayoría de ustedes hay una nueva perspectiva. La dimensión de la eternidad es tangible y esto respetuosamente mitiga su visión de lo que los ocupaba y de la gente que estaba directamente a su alrededor durante su estadía en la Tierra.

Ahora, ¿qué les sucede a USTEDES una vez que pasan los límites de la muerte? Una vez que han pasado la etapa del duelo, la etapa de decir adiós, comenzarán a sentir a la muerte acercándose. Ahora cambia el foco de su conciencia.
Al soltar el mundo externo, las personas, su cuerpo, se tornará hacia adentro y se moverá más profundo dentro de ustedes. Su conciencia del mundo externo disminuye y esto les permite prepararse para el viaje interior en el cual están por embarcarse. Si ustedes aceptan la muerte conscientemente, experimentarán un “alistarse”, una disposición para realmente liberar. Para sus seres queridos éste es el momento de dejarlos ir, porque ustedes necesitan toda su fuerza para volcarse hacia adentro y prepararse.

Morir no necesita ser un proceso doloroso. Lo que en realidad tiene lugar es de una naturaleza grandiosa y majestuosa.
Morir es un acontecimiento sagrado en donde el alma se conecta consigo misma de la manera más íntima. Durante la etapa final, la persona que muere siente la dimensión terrestre de un modo desprendido: el cuerpo, los olores, los colores, y otras sensaciones físicas. Otra dimensión está entrando en su consciencia, con una radiación tan prometedora y tentadora, que ya no es más difícil rendirse y dejar atrás todas las cosas terrenales.

Incluso la presencia de sus seres queridos ahora no detendrá su partida. La energía del Hogar – Dios, el cielo o como sea que quieran llamarlo – es tan abrumadoramente complaciente, cálida y apaciguante que se torna fácil soltar y devolver a la Tierra su cuerpo cansado y gastado.

Una vez que liberen en paz, su alma se elevará de su cuerpo suavemente y con fluidez.
Se sentirán sostenidos por fuerzas universales de amor y sabiduría.
Si ustedes mueren sin resistencia, su entorno inmediato se llenará de una energía cálida y encantadora. Experimentarán una indecible sensación de alivio. Son libres, y todo se vuelve claro. Recuerdan la omnipresencia del Amor, no como una idea abstracta sino como una realidad palpable. Mientras estuvieron en la Tierra ustedes llamaron “Dios” a esta clase de amor, y sostuvieron una imagen sesgada, humana de lo que este Dios “quería de ustedes”. Estuvieron convencidos de que había ciertas demandas hechas por este Dios, demandas que usualmente ustedes no cumplían. Pero aquí en esta dimensión ustedes recuerdan lo que realmente es la voluntad de Dios: animarlos, inspirarlos, experimentar la creación a través de ustedes y finalmente reconocerse a Sí mismo en vuestro semblante.
Dios quería volverse humano a través de ustedes. La meta de la evolución del universo eres TÚ: ¡Dios hecho humano!

Dios es la fuente de la creación, y ustedes son su realización. Ustedes, quienes les han dado forma humana a la luz de Dios, nunca son juzgados por ser humanos. En cambio son honrados. La idea de un Dios vengativo es aún otra perversión, un trastrocamiento de la verdad instigado por el miedo. Dios se reconoce a Si mismo en ustedes, sin considerar lo que ustedes hacen o dejan de hacer.
Cuando estén de vuelta de este lado, nuevamente se volverán conscientes de esto, y una camionada de autocrítica y de sentimientos de inferioridad caerá de sus hombros. Sentirán nuevamente la alegría original de vivir, seguros en las manos de Dios.

Luego de su llegada aquí, ustedes percibirán seres de luz a su alrededor. Habrá guías para asistirlos y personas que ustedes conocían y que murieron antes que ustedes. A veces les sorprenderá ver con quién se encuentran allá: personas con quienes sólo se encontraron por corto tiempo, pero quienes tocaron su corazón profundamente, pueden estar ahí al lado de amigos y parientes de toda la vida.
Cualquiera con quien hayan tenido una conexión basada en el amor, vendrá a saludarlos en algún momento.

Una vez más, se torna tan claro para ustedes que decir adiós no es más que una ilusión, que la conexión del corazón es eterna.
Experimentarán un sentimiento de agradecimiento y de admiración, a medida que entran a este plano de amor incondicional y sabiduría.

Una vez que llegan a este lado, hay una fase de ajuste en la cual se acostumbran a su nuevo entorno y lentamente liberan sus ataduras a la vida terrenal. Necesitarán aclimatarse. Habrá guías que los sostendrán y que están especializados en esto.

Ustedes aún tendrán un cuerpo pero se sentirá más fluido que el cuerpo físico al que estaban acostumbrados. Lo más probable es que tome la apariencia de su cuerpo físico más reciente. Aunque hay libertad de tomar cualquier apariencia que ustedes deseen, la mayoría de las personas aprecian algo de continuidad por un tiempo. Ustedes también son libres de crear sus propias condiciones de vida, por ejemplo una casa hermosa con un jardín encantador, en un entorno natural con el cual se sintieron encariñados mientras estuvieron en la Tierra. Está totalmente bien vivir sus fantasías terrenales en este plano, al cual yo me refiero como el plano astral.
Ésta es una dimensión o reino del ser el cual tiene en cuenta mucha libertad creativa, aunque aún se asemeja y está estrechamente conectado a la dimensión de la Tierra física.

Algunas personas han tenido dificultades en aceptar la muerte en la Tierra y su transición hacia el otro lado puede haber sido menos pacífica. Usualmente ellos necesitan más tiempo para adaptarse a sus nuevas circunstancias de vida.
A veces les lleva un tiempo antes de que realmente se den cuenta de que han muerto.

Algunas personas han sufrido una enfermedad de largo plazo y hallan difícil quitarse de encima la idea de estar enfermo. Ellos no pueden creer totalmente que estén sanos otra vez, y a menudo requieren la paciencia y el apoyo bondadoso de un guía espiritual que los ayude a liberar su viejo cuerpo.
El cuerpo viejo puede pegarse al alma, puramente como un concepto, como una forma de pensamiento. Lo mismo vale para los hábitos emocionales y los patrones de comportamiento.
Pueden repetirse en el plano astral hasta que el alma descubre su libertad, su poder para liberarse y abrirse a algo nuevo.

Otra posibilidad es que el alma permanezca atada al reino de la Tierra, a los seres queridos en particular, porque ella murió súbitamente o muy joven. Esto puede pasar en el caso de accidentes, catástrofes, o cuando la persona estaba en la flor de su vida.
Éstas son situaciones en las cuales un alma particular no se sentía dispuesta o preparada para partir.
Morir en esos casos es más o menos traumático. De este lado hay apoyo amoroso para estas almas traumatizadas, como siempre lo hay. Tarde o temprano el alma alcanzará un estado de aceptación y de comprensión de la situación. Siempre hay una razón viable para lo que parece ser una partida prematura desde el plano terrestre. Morir nunca es una coincidencia.

Mientras se extiende su estadía en el otro lado, su espíritu se expande dentro de niveles más amplios y más profundos de conciencia. Soltarán cada vez más los modos de pensar y de sentir a los que estuvieron acostumbrados en la Tierra.

Esencialmente, ustedes gradualmente regresan al centro de quienes son, su alma, la chispa divina interior.
Cuanto más entran – o regresan – a ese estado de conciencia, más se desprenden de la personalidad terrestre y de la dimensión de la Tierra. Ustedes sentirán un flujo del ser que se extiende más allá de ese aspecto suyo. Entrarán en contacto con otras vidas que pasaron en la Tierra, encarnaciones en donde personificaron otros aspectos de su alma. Ustedes se vuelven conscientes del espacio sin límites que es su alma y de las muchas experiencias que han acumulado en su viaje hacia el universo.

Cuando ahora la gente en la Tierra se conecte con ustedes, ellos sentirán a una persona que ha ganado en sabiduría y en amor espiritual. De hecho, a medida que se aproximan al centro de su alma, ustedes están dejando el plano astral y están entrando en lo que yo llamo el plano esencial, el reino de la Esencia.

La mayoría de las personas permanecen en el plano astral por bastante tiempo después que han muerto. Ellos miran hacia atrás a su vida en la Tierra y reflexionan sobre todas las experiencias por las que han pasado.

En el reino astral ustedes pueden experimentar tanto alegría como depresión, ambas emociones positivas y negativas. Sus alrededores reflejan su realidad psicológica interior. Las emociones con las cuales tienen que llegar a un acuerdo adquieren la forma de colores, paisajes y encuentros. Con frecuencia ustedes visitan el plano astral en sus sueños, así que están familiarizados con este campo de conciencia. En su literatura esotérica, cuando ellos hablan de muchas capas o esferas en la vida después de la muerte, extendiéndose desde la oscuridad a la luz, se están refiriendo al plano astral.

En el plano astral ustedes tienen la oportunidad de escoger el equipaje emocional que trajeron consigo de su reciente vida en la Tierra. En esto son asistidos por varios guías amorosos. En cierto momento, ustedes soltarán todas sus ataduras y su dolor emocional y estarán preparados para moverse por completo más allá del plano astral. Ahí es cuando pasan al plano de la esencia.

Cuando esto sucede es como una segunda muerte. Dejan atrás todo lo que no pertenece verdaderamente a ustedes y se permiten fundirse con el Yo superior, su centro divino. En el momento en que pasan al plano esencial, serán conscientes del inmenso poder que los mueve. Experimentarán su unidad con Dios.

El plano de la esencia, el plano del Tú eterno, es el asiento de la conciencia divina desde la cual se origina toda la creación. Yo les pido que se tomen un momento para conectarse con este plano, aquí y ahora. No está lejos. Lo atraviesa todo, tanto al plano astral como al plano terrenal; atraviesa al cosmos entero. La presencia que ustedes sienten aquí es la presencia de Dios, pura y no contaminada. Puede sentirse como un profundo silencio, completamente pacífico pero rebosante de vida y de creatividad. Desde esta fuente brota toda la creación y a esta fuente deberá retornar.

Cuando ustedes alcancen el plano esencial en la vida después de la muerte, serán capaces de hacer elecciones conscientes en cuanto a su destino futuro. En este plano ustedes puedes arreglar, con la ayuda de maestros y guías, otra encarnación en la Tierra, o planear un viaje diferente, dependiendo de sus metas. En el plano esencial pueden oír claramente la voz de su alma.
Es desde este plano que ustedes alguna vez dijeron “sí” a la vida en la cual se hallan ahora.

Tómense un momento para recordar cómo se siente estar en este plano. Cuanto más conscientes se vuelven de esta dimensión durante su vida en la Tierra, más fácil será morir pacíficamente y, luego de su muerte, moverse más allá del plano astral hacia el plano de la esencia.

La muerte no es nada más que una transición, una de las muchas transiciones que pasan en la vida. El nacimiento es una transición. La vida en la Tierra conoce tantos momentos de transición, de pasar y liberar. Tan sólo piensen en esto. El cuerpo en el cual residen ahora en algún momento ha sido muy diminuto, un pequeño bebé vulnerable. Y aún así su alma, la esencia divina dentro de ustedes, ya estaba trabajando a través de ustedes cuando eran ese pequeño bebé vulnerable. Cuando alcanzaron la madurez, muchos de ustedes fueron devorados por las demandas que la vida en la Tierra puso en ustedes, y se enfrentaron a miedos y dudas. La conciencia de su centro divino, su alma, fue empujada al fondo. Sin embargo, llegaron momentos en su vida en los que la dimensión de la conciencia divina se abrió otra vez. Esto a menudo sucedió en momentos durante los cuales tuvieron que liberar, cuando tuvieron que decir adiós.

Quizás fue decir adiós a un ser querido, tal vez abandonar un trabajo; cualquier argumento concebible. Tales acontecimientos son transiciones que se asemejan a la muerte, no en un sentido literal sino a un nivel psicológico.

A ustedes se les pide que liberen a un nivel profundo, y es exactamente en esos momentos de liberación que pueden comenzar a sentir la realidad de su Ser eterno, la luz divina que arde dentro de ustedes. Esta realidad permaneced con ustedes incondicionalmente, incluso cuando todo alrededor desaparece. Y así es cuando llega a la muerte física. Si en ese momento ustedes son los suficientemente valientes como para liberar, el plano de lo eterno los abrazará y experimentarán una conciencia muy fuerte de quiénes son ustedes en realidad.

Morir en rendición consciente es un acontecimiento sagrado, lleno de vida y de belleza. La majestuosidad de lo que se está desplegando será tangible para aquellos que estén presentes. Cuanto más hayan experimentado aquellos que están presentes “morir mientras se está vivo”, más serán llenados con una admiración y reverencia acerca de la transición que están presenciando.

Con respecto a todas las transiciones disponibles en la creación, extendiéndose desde el nacimiento físico y la muerte hasta momentos de intenso desprendimiento emocional durante su vida, la cuestión esencial siempre está no en si ustedes sobrevivirán, sino en si ustedes son capaces de retener la conexión con su propio centro divino.

¿Pueden ustedes permanecer en contacto con el plano de la Esencia, sus orígenes, el latido de la Creación? Conectarse a menudo con el plano esencial durante su vida es la mejor manera de prepararse para la muerte, y para lo que se halla más allá. Al volverse conscientes ahora – antes de la muerte física – de que el verdadero centro de quienes ustedes son no depende del actual cuerpo físico en el cual residen, ni de la identidad que asumen en el mundo, ustedes se liberan para suavemente hacer la transición una vez que llegue el momento.

Conectarse con el plano esencial es una elección que ustedes hacen. Morir por sí mismo no va a acercarlos a eso. Después de morir ustedes serán casi la misma persona que son ahora, aunque dotados de diferentes posibilidades y con más amplias perspectivas. Pero la cuestión crucial siempre permanece: ¿ustedes se recuerdan? ¿Son capaces de conectarse conscientemente con esa dimensión de eternidad que fluye a través de ustedes y que los inspira?

Ustedes son ángeles de Luz profundamente amados, no-perecederos. Tengan fe en esto. Permítanse ser confortados y sostenidos por este conocimiento cuando llegue su hora de morir; y ahora también, mientras luchan con los asuntos de su vida.

Para morir pacíficamente, se les pide que se desprendan a nivel interno de cualquier cosa que los ate a la existencia terrenal. Practiquen este desprendimiento continuamente mientras están viviendo, y ustedes estarán preparados para morir.

Ustedes pueden preguntar: “¿No es trágico desprenderse de la vida, mientras están parados en medio de ella?” La respuesta es: “No. En lugar de eso, es testamento de un espíritu verdaderamente poderoso.”

¿Qué significa desprendimiento? Significa que ustedes prestan atención a la esencia, que no quedan agarrados a asuntos no-esenciales. Significa que no crean drama emocional innecesario; significa que experimentan alegría en las cosas simples de la vida.

Practicar el desprendimiento y permanecer sintonizados con el plano de la esencia implica ser consciente de una dimensión oculta, la cual yace directamente debajo y detrás de lo observable. Significa renunciar a los juicios rápidos en términos de bien o mal, y confiar en una inteligencia cósmica que por lejos excede a la mente humana.

Muchos de ustedes están atrapados en una fiebre de pensamiento. Ustedes piensan en la vida febrilmente; cómo resolver los problemas, cómo llevan a cabo todas las cosas que piensan que necesitan hacer. El desprendimiento significa que no toman tan seriamente este aspecto pensante de ustedes. ¿Esto es hacer algo trágico? No. En lugar de eso, trae luz y frescura a su vida.

Es por su impulso excesivo a tener control que la vida se vuelve una lucha, agotadora y pesada.

El desprendimiento trae paz a la mente, humor y atención. Ser consciente de la finitud de la vida inspira el deseo natural de cuidar de ella. Y es ahí donde su centro divino puede fluir sin esfuerzo a través de ustedes, desde el plano esencial a su realidad terrestre. Una vez que esto suceda, habrán conquistado la muerte antes de morir.

© Pamela Kribbe 2009

 

 

Solicita información sobre el estudio de Vidas Pasadas sin Regresión© que realizo hace tantos años y sobre el cual podrás ver ejemplos en varias de mis páginas.

Puedes adquirir el libro Vidas Pasadas-Tiempo Presente en las principales librerías virtuales del mundo e inclusive descargarte de las mismas una demo antes de decidir tu compra para leer y ver si el libro es de tu interés. Tienes diferentes opciones de formatos, tanto impreso como formato digital (para Kindle) y por lo tanto, opciones de precios también.

Vidas Pasadas en Amazon

Vidas Pasadas en Lulu

 


http://www.marianelagarcet.info


http://www.octogonmistic.com.es


http://marianelagarcet.com

 

¿Te interesaría saber quién has sido en
Vidas Anteriores?¿crees en la Reencarnación?

entérate de una manera no invasiva,
realizando un estudio de vidas pasadas sin regresión:


 


 

¿Te gustaría saber más sobre tu potencial?¿ Tienes certeza
sobre tu profesión, tus capacidades, o cómo hacer para destacarte?

Puedes averigüarlo realizándote un estudio numerológico:






Pagina nueva 1

Aprovecha la oportunidad de comprar un libro sobre Vidas Pasadas que te
ayudará a esclarecer tus dudas sobre el tema de la reencarnación, las almas
gemelas, las experiencias de vida después de la muerte y mucho más.


Promoción especial en LULÚ

 

 

 




Post Footer automatically generated by wp-posturl plugin for wordpress.

Vida después de la vida


Mellen-Thomas Benedict: Una experiencia de muerte clínica

 

images (14)

Mellen-Thomas Benedict es un artista que sobrevivió a una experiencia de muerte clínica en 1982. Estuvo muerto por más de una hora y media.
Durante ese tiempo salió de su cuerpo y entró en la luz. Su curiosidad acerca del universo hizo que fuera llevado muy lejos hacia las remotas profundidades de la existencia e incluso más allá, hacia el vacío
energético de la nada.

Por Mellen-Thomas Benedict Traducido por Herta Pfeifer

El Dr. Kenneth Ring, eminente investigador de estos fenómenos, ha expresado “Su historia es una de las más notables que he encontrado en mi extensa investigación de las experiencias de muerte clínica.”

Habla Mellen-Thomas Benedict

En 1982 fallecí de un cáncer terminal. Mi condición era no operable. Elegí no recibir quimioterapia. Se me informó que me quedarían de seis a ocho meses de vida. Antes de esta época, me había ido sintiendo gradualmente más desesperanzado frente a la crisis nuclear, la crisis ecológica y cosas así.

Llegué a sentir que la naturaleza había cometido un error, que probablemente nosotros éramos un organismo
canceroso en el planeta. Y eso fue lo que finalmente me mató.
Antes de mi experiencia de muerte clínica, probé todo tipo de métodos curativos alternativos. Ninguno ayudó.

De modo que determiné que se trataba de un asunto entre yo y Dios. Nunca había realmente considerado a Dios, ni practicaba algún tipo de espiritualidad.

Más la muerte que se me aproximaba me lanzó a una búsqueda de más información acerca de la espiritualidad y las sanaciones alternativas.
Leí acerca de varias religiones y filosofías. Ellas me dieron la esperanza en cuanto a que había algo al otro lado.

No contaba con un seguro médico, de modo que los ahorros de mi vida se diluyeron en un montón de exámenes. No queriendo arrastrar a mi familia, decidí manejarlo todo por mi cuenta.

Terminé en un hospicio y fui bendecido con un ángel que se hizo cargo y cuidaba de mí en el hospicio, a quien llamaré “Anne”. Ella se quedó junto a mí durante todo lo que había de seguir.

790e2-tunel

 

Entrando a la Luz

Desperté cerca de las 04:30 am y supe que había llegado el momento, iba a morir. Llamé a algunos amigos y me despedí de ellos. Desperté a Anne y le hice prometer que mi cadáver iba a permanecer tal cual, por
seis horas, porque había leído que suceden toda clase de cosas interesantes cuando uno muere. Y me volví a dormir. La siguiente cosa que recuerdo es que estaba plenamente consciente y de pie. No obstante, mi cuerpo yacía en la cama. Me parecía estar rodeado de oscuridad, sin embargo podía ver cada cuarto de la casa y el techo, e
incluso bajo la casa.

Brilló una Luz. Me volví hacia ella y percibí su similitud con lo que otros han descrito en las experiencias de muerte clínica. Era magnífica y tangible y fascinante. Quería ir hacia esa Luz igual como querría ir hacia los brazos de mi madre o padre ideales.

Cuando avancé hacia la Luz, supe que si entraba en Ella, sería la muerte. De modo que dije / sentí “Por favor, espera. Me gustaría hablar contigo antes de seguir.”

Toda la experiencia se detuvo. Descubrí que estaba en control de la experiencia. Mi pedido fue aceptado. Tuve una conversación con la Luz. Esta es la mejor manera en que puedo decribirlo. La Luz se transformó
en diferentes figuras, como Jesús, Buda, Krishna, imágenes arquetípicas y signos. Pregunté en una especie de telepatía “¿Qué es lo que está pasando aquí?”

La información transmitida fue que nuestras creencias configuran la clase de retrospección que recibimos. Si uno fuera un budista, un católico o un fundamentalista, recibirá una retroalimentación de las imágenes que le sean familiares. Tomé conciencia de una matriz de Sí Mismo Superior, un canal hacia la Fuente. Todos tenemos un Sí Mismo Superior o una parte supra-anímica de nuestro ser, un conducto. Todos los Sí Mismos Superiores están conectados como un ser, todos los seres  humanos están conectados como un solo ser. Fue la cosa más bella que
jamás hubiera visto
.
Era algo así como el amor que uno siempre anhelara, y era la clase de amor que cura, sana, regenera. Estuve listo para irme en ese instante.
Dije “Estoy listo, tómame”. Entonces la Luz se transformó en lo más  hermoso que pudiera imaginar  un mandala de almas humanas en este planeta… pude ver que éramos las más bellas creaciones… elegantes,
exóticas… todo.

No puedo encontrar palabras para expresar como, en un instante, cambió mi opinión de los seres humanos. Dije / pensé / sentí “¡Oh Dios, no me había dado cuenta!” Quedé asombrado al ver que no había maldad en
ningún alma. Las gentes pueden hacer cosas terribles debido a la ignorancia o a carencias, pero ningún alma es mala. “Lo que la gente busca – lo que la sustenta – es amor” me dijo la Luz… “Lo que distorsiona a las gentes es la falta de amor.”
Las revelaciones siguieron y siguieron. Pregunté: “¿Significa esto que el género humano será salvado?” Como estruendo de trompetas que diseminó una lluvia de espirales luminosas, la Luz “habló” diciendo “Te salvas, sanas y redimes tu mismo. Siempre lo has hecho y siempre lo harás. Fuiste creado con el poder para hacerlo desde antes del principio del mundo.” En este instante me dí cuenta que ya había sido salvado. Se lo agradecí a la Luz de Dios con todo mi corazón.

Lo mejor que pude expresar, fue, “Oh Dios amado, Universo amado, Gran Sí Mismo amado, yo amo mi Vida”. La Luz pareció inhalarme más profundamente, absorbiéndome. Entré a otro ámbito más profundo que el último y percibí una enorme corriente de Luz, vasta, rebosante, honda.
Pregunté qué era, La Luz respondió “Este es el Río de la Vida. Bebe de esta agua-maná hasta saciarte.” Bebí extático.

El Vacío de la Nada Repentinamente pareció como si fuera propulsado velozmente lejos del planeta, sobre este Río de Vida. Ví como la Tierra pasaba volando. El sistema solar pasó como una exhalación y desapareció.

Volé por el centro de la galaxia, absorbiendo conocimiento a medida que avanzaba. Aprendí que esta galaxia –y el Universo entero– está rebosante de muchas diferentes variedades de vida. Ví muchos mundos.
No estamos solos en este Universo. Parecía como si todas las creaciones en el Universo me pasaran veloces y desaparecieran como puntitos de Luz.

Entonces apareció una segunda Luz. Cuando entré en Ella, pude percibir para siempre, allende el infinito. Me encontraba en el Vacío, la pre-Creación, el principio del Tiempo, la primera Palabra o vibración.
Descansé en el Ojo de la Creación y parecía que tocaba el Rostro de Dios. No era un sentimiento religioso. Simplemente yo era Uno con la Vida y la Conciencia Absolutas.

Seguí en el río directamente hacia el centro de la Luz. Me sentí envuelto por la Luz cuando me inhalaba nuevamente con su aliento. Yera obvia la verdad que no existía la muerte; que nada nace y nada muere; que somos seres inmortales, partes de un sistema viviente natural que se recicla interminablemente a sí mismo. Me tomaría años
asimilar la experiencia del Vacío.

Era menos que nada y, sin embargo, mayor que cualquier cosa. La Creación es Dios explorando al Sí Mismo de Dios por todos los modos imaginables. A través de cada cabello de sus cabezas, a través de cada hoja de cada árbol, a través de cada átomo, Dios explora el Sí Mismo de Dios.
Lo ví todo como el Sí Mismo de todos. Dios está aquí. De eso es lo que todo se trata. Todo está hecho de luz; todo está vivo.

cropped-317177_2295637758246_1468165800_32366200_1237532245_n.jpg

La Luz del Amor

Nunca se me dijo que había de volver. Simplemente supe que lo haría. No era sino natural después de lo que había visto. Cuando comencé mi retorno al ciclo vital, nunca pasó por mi mente, ni se me dijo que volvería al mismo cuerpo. No importaba. Sentía una total confianza en la Luz y en el proceso de la Vida.

Cuando el río se fundía con la gran Luz, pedí no olvidar nunca las revelaciones y los sentimientos de lo que había aprendido al otro lado. Pensé de nuevo en mí como un humano y me sentí feliz de serlo.
De modo que ser la parte humana de Dios… esta es la más fantástica bendición. Es una bendición que sobrepasa la más loca imaginación de lo que una bendición pudiera ser.

Para todos y cada uno de nosotros el ser la parte humana de esta experiencia es algo pasmoso y magnífico. Cada uno de nosotros, sin importar en dónde esté, desafortunado o no, es una bendición para el planeta, justo ahí en donde se encuentre. De modo que pasé por el  proceso de la reencarnación, esperando ser un bebé en alguna parte.

Mas reencarné de vuelta en este cuerpo.

Me sentí tan sorprendido cuando abrí los ojos, de estar de vuelta en este cuerpo, de vuelta en mi habitación con alguien que me miraba y lloraba desconsoladamente. Era Anne, mi enfermera del hospicio. Me había encontrado muerto media hora antes. Había repetado mi deseo de dejar tranquilo mi cuerpo recién fallecido. Ella puede verificar que estaba muerto realmente.

No se trató de una muerte clínica. Creo que, probablemente, experimenté la muerte misma por al menos una hora y media.

Cuando desperté ví la luz afuera, confundido, intenté levantarme e ir hacia ella, mas me caí de la cama. Anne oyó el golpe y llegó corriendo, para encontrarme en el suelo. Cuando me recuperé, me sentía sorprendido y admirado por lo que había sucedido. En un comienzo no recordaba la experiencia. Una y otra vez me desentendía de este mundo
y preguntaba “¿Estoy vivo?” Este mundo me parecía más ser un sueño que el otro.

A los tres días me sentía normal de nuevo, más lúcido aunque muy diferente a lo que era antes. Los recuerdos del viaje volvieron más tarde. Mas, desde mi retorno no podía encontrar nada malo en ningún ser humano que conociera.

Antes de mi muerte yo era crítico, creyendo que las gentes eran realmente estúpidas. Todos salvo yo.
Tres meses más tarde, un amigo me dijo que debía hacerme examinar el cáncer. De modo que me hicieron todos los chequeos y exploraciones acostumbradas. Me sentía sano. Recuerdo aún al doctor mirando los exámenes de ‘antes’ y ‘después’. Dijo “No puedo encontrar signo alguno de cáncer ahora.”

“¿Un milagro?” pregunté. “No –me dijo– estas cosas suceden, una remisión espontánea.” No parecía estar muy impresionado.

Pero yo sí estaba impresionado… Yo sabía que era un milagro.

Lecciones aprendidas

Le pregunté a Dios “¿Cuál es la mejor religión en el planeta? ¿Cuál es correcta?” Dios dijo con inmenso amor “No importa”. Qué gracia tan increíble. No importa de qué religión seamos.

Las religiones vienen y van. Cambian. El budismo no ha estado aquí desde siempre, el catolicismo no ha estado aquí desde siempre, y todas son acerca de hacerse más iluminado. Más luz está llegando a los sistemas ahora.
Muchos se resistirán y lucharán por ello, una religión contra la otra, creyendo que sólo ellas tienen la razón.

Cuando Dios dijo “No importa”, entendí que nos atañe a nosotros darle importancia, porque nosotros somos los seres a quienes interesa. A la Fuente no le importa si uno es protestante, budista o judío. Cada uno es un reflejo, una faceta del todo. Quisiera que todas las religiones se dieran cuenta de esto y que se respetaran entre ellas.
Las religiones separadas no son la finalidad, sino el vivir y dejar vivir. Cada una tiene una visión diferente y todas se suman para el panorama mayor.

Me fui al otro lado con una cantidad de temores acerca de los desechos tóxicos, los misiles nucleares, la explosión demográfica, las florestas de lluvia. Volví amando cada problema en particular.

Amo los desechos nucleares. Amo la nube en forma de hongo, este es el más sagrado mandala que hemos manifestado a la fecha, como un arquetipo. Más que ninguna religión o filosofía sobre la Tierra, esa terrible,
maravillosa nube nos llevó a todos, de repente, a unirnos en un nuevo nivel de conciencia.

Sabiendo que, tal vez, podamos hacer explotar al planeta cincuenta veces, o quinientas veces, hemos llegado a darnos cuenta que ahora, estamos todos juntos aquí. Por un tiempo tuvieron que seguir haciendo
estallar más bombas para hacérnoslo ver. Entonces comenzamos a decir “Ya no necesitamos más ésto”. En verdad, estamos ahora en un mundo mucho más seguro de lo que nunca estuviéramos, y que se va ir haciendo
más seguro.

De modo que volví amando los desechos tóxicos, porque nos han unido. Estas cosas son tan grandiosas. La deforestación de los bosques de lluvia va a frenarse y en cincuenta años habrá más árboles en el
planeta que los que había muchos tiempo antes. Si son partidarios de la ecología, trabajen por ella; ustedes son de aquella parte del sistema que se está volviendo consciente. Apóyenla con todas sus fuerzas y no se dejen deprimir o descorazonar. La Tierra está en un proceso de domesticarse y nosotros somos células de ese Cuerpo.

El aumento de la población está llegando muy cerca al nivel óptimo de energía que pueda causar una mutación de conciencia. Esa variación de la conciencia va a producir cambios en la política, el sistema monetario y el manejo de la energía.

El Gran Misterio de la Vida tiene poco que ver con la inteligencia. El Universo no es un proceso intelectual. El intelecto ayuda, mas nuestros corazones representan nuestra parte más sabia. Desde mi regreso, me ha tocado experimentar espontáneamente la Luz. He aprendido a llegar hasta ese Espacio casi cada vez que medito.

Ustedes también podrían hacerlo – no necesitan morir antes, ya están conectados con él. El cuerpo es el más magnífico ser de Luz que exista. El cuerpo es un universo de Luz increíble. No necesitamos comunicarnos con Dios – ¡Dios ya está comunicándose con nosotros a cada momento!

en domingo, enero 01, 2012

 


http://www.marianelagarcet.info


http://www.octogonmistic.com.es


http://marianelagarcet.com

 

¿Te interesaría saber quién has sido en
Vidas Anteriores?¿crees en la Reencarnación?

entérate de una manera no invasiva,
realizando un estudio de vidas pasadas sin regresión:


 


 

¿Te gustaría saber más sobre tu potencial?¿ Tienes certeza
sobre tu profesión, tus capacidades, o cómo hacer para destacarte?

Puedes averigüarlo realizándote un estudio numerológico:






Pagina nueva 1

Aprovecha la oportunidad de comprar un libro sobre Vidas Pasadas que te
ayudará a esclarecer tus dudas sobre el tema de la reencarnación, las almas
gemelas, las experiencias de vida después de la muerte y mucho más.


Promoción especial en LULÚ

 

 

 




Post Footer automatically generated by wp-posturl plugin for wordpress.

El Tiempo entre Vidas


EL TIEMPO ENTRE VIDAS (INTERMISIÓN)

viajes astrales (400x300)

 

 

Los estudiosos señalan que la intermisión entre las vidas físicas puede variar de unos años a cientos o miles de años en tiempo terrenal. Es posible que, cuanto menor sea la experiencia de vida terrenal bajo nuestro cinturón de almas, mayor sea la frecuencia con que nacemos para aprender.

Según estudios específicos citados por Ten Dam, las intermisiones medias son de alrededor de 60 a 80 años terrestres.

Las almas más viejas pueden escoger con cuidado su reencarnación para llevar a cabo un propósito específico durante un tiempo específico del desarrollo en la Tierra.
Basándose en bibliografía sobre regresiones y su propia investigación con personas regresadas que están totalmente conscientes después de su transición de muerte, Hans Ten Dam sugiere tres esquemas de reencarnación y distintos niveles de razones por las cuales las personas renacen. Estos niveles pueden entremezclarse en una vida.

POBLACION I: NATURAL – O: ¿COMO? ¿YA ESTOY DE VUELTA?

Según los informes de regresados de vidas pasadas, las personas de este grupo de almas retornan a la vida acordándose muy poco de su intermisión en la dimensión espiritual. En apariencia, no tienen
ninguna orientación respecto de cómo debe ser la nueva vida.

Según relatos de regresión a vidas pasadas, estas vidas empiezan como si la persona fuera aspirada nuevamente a la vida (una sensación de aspiradora al entrar en el feto) sin demasiada reflexión, en especial si la vida anterior fue
breve. Ansiosos por vivir la vida, estos individuos emprenden el aprendizaje de las lecciones elementales sobre la vida en la Tierra, sin demasiada conciencia del propósito más profundo de su alma.

Al no tener un plan de vida individual, su nueva existencia no es dirigida por motivaciones solidas de cumplir con un
propósito. Con intermisiones cortas (se piensa que un promedio de ocho años entre una y otra), cada vida se halla en general cerca de la vieja en el tiempo y la distancia.

POBLACION II: VOLITIVA Y FORMATIVA – O: VIDA 101 A 999

Contrariamente al retorno involuntario y natural de la Población I, los del grupo II eligen voluntariamente su retorno a la vida en la Tierra, y piensan mucho en el tipo de padres y de situación que les brinden las mejores condiciones para aprender y crecer. A medida que el alma avanza en madurez, adquirimos el derecho a pensar un plan de vida durante la intermisión en la Otra Vida. Este plan o Visión Global fija objetivos para el desarrollo personal y la resolución de relaciones personales kármicas.

Los casos de regresión de Ten Dam señalan que hay una retrospectiva de la vida anterior (revisión de vidas pasadas), consulta con los Guías y los grupos de almas, una visión previa de las experiencias de vida y las personas que vamos a encontrar (como la visión previa de Maya en la novela), así como una conciencia de la intermisión en si.

La intermisión para esta población es de un promedio de sesenta años terrestres aproximadamente.

POBLACION III: MISION – O: LA GRANDE

Como la Población II, la III es conscientemente deliberada en la intermisión. No obstante, en este nivel de desarrollo del alma es muy probable que la persona haya eliminado gran parte de su deuda kármica personal. Con más libertad para expresar una gran cantidad de tendencias y capacidades desarrolladas en cientos o miles de vidas, los que pertenecen a la Población III vuelven a la vida para hacer una contribución importante al desarrollo de la humanidad.

Estos individuos tienen objetivos de trabajo en pro de un plan de mayor alcance. Impulsados por el conocimiento interior de que la vida en la Tierra tiene un propósito y que existe una conexión divina, atraen muchas oportunidades y desafíos. Condiciones extremas pueden obligarlos a un profundo recogimiento.
A través del dolor, el sufrimiento, el éxtasis, así como el hastío de la perseverancia mundana, reciben una amplia orientación de su grupo de almas, de su yo superior y de Dios.

Estas personas pueden ser comunes,activas y probas que mantienen un perfil bajo, o pueden llegar a ser maestros o líderes mundiales carismáticos. La filosofía budista señala que los bodhisattvas, los Señores de la Compasión, aparecen como maestros del mundo de acuerdo con un programa determinado… el retorno
periódico de los perfeccionados.

El tiempo promedio entre vidas para la Poblacion III se estima en 230 años, aproximadamente.

 

Fuente: EN BUSCA DE LA LUZ INTERIOR –JAMES REDFIELD

 

Solicita información sobre el estudio de Vidas Pasadas sin Regresión© que realizo hace tantos años y sobre el cual podrás ver ejemplos en varias de mis páginas.

Puedes adquirir el libro Vidas Pasadas-Tiempo Presente en las principales librerías virtuales del mundo e inclusive descargarte de las mismas una demo antes de decidir tu compra para leer y ver si el libro es de tu interés. Tienes diferentes opciones de formatos, tanto impreso como formato digital (para Kindle) y por lo tanto, opciones de precios también.

Vidas Pasadas en Amazon

Vidas Pasadas en Lulu

 


http://www.marianelagarcet.info


http://www.octogonmistic.com.es


http://marianelagarcet.com

 

¿Te interesaría saber quién has sido en
Vidas Anteriores?¿crees en la Reencarnación?

entérate de una manera no invasiva,
realizando un estudio de vidas pasadas sin regresión:


 


 

¿Te gustaría saber más sobre tu potencial?¿ Tienes certeza
sobre tu profesión, tus capacidades, o cómo hacer para destacarte?

Puedes averigüarlo realizándote un estudio numerológico:






Pagina nueva 1

Aprovecha la oportunidad de comprar un libro sobre Vidas Pasadas que te
ayudará a esclarecer tus dudas sobre el tema de la reencarnación, las almas
gemelas, las experiencias de vida después de la muerte y mucho más.


Promoción especial en LULÚ

 

 

 




Post Footer automatically generated by wp-posturl plugin for wordpress.